Patriots
ARCHIVO - En esta fotografía de archivo del 9 de agosto de 2018, el wide receiver Julian Edelman (11), de los Patriots de Nueva Inglaterra, conversa con el quarterback Tom Brady (12), antes de un partido de pretemporada de la NFL contra los Redskins de Washington en Foxborough, Massachusetts.

Los jugadores de los Patriots describen como un “bromance” la relación entre el quarterback Tom Brady y el receptor Julian Edelman.

Brady ha utilizado abiertamente la palabra romance para referirse a su vínculo con Edelman, un receptor del que ha dependido en su carrera.

Mientras la mancuerna se prepara para disputar su cuarto Super Bowl juntos, ambos dijeron que su conexión quizá sea hoy más estrecha que nunca, dentro y fuera de la cancha.

“Tenemos una gran relación, Jules y yo, confío mucho en él”, declaró Brady. “Siempre ha sido como mi hermano menor, en un sentido positivo. No tengo un hermano pequeño, pero él es como ese hermano y sabe cuánto lo quiero”.

En el caso de Edelman, es un hermano pequeño que se ha establecido como uno de los mejores receptores en la historia de los Patriots.

Edelman se perdió toda la campaña 2017 debido a un desgarro en un ligamento cruzado anterior ni en los primeros cuatro partidos de esta temporada por violar la política de la NFL contra el consumo de sustancias prohibidas. Sin embargo, Edelman, de 32 años, ayudó a Brady a conformar una ofensiva que pasó dificultades a principios de la campaña y tuvo que reconfigurarse tras la suspensión de Josh Gordon antes de los últimos dos partidos.

Edelman terminó la campaña regular con recepciones para 850 yardas y fue segundo en el equipo con 74 recepciones y seis anotaciones. Mantuvo su productividad en los primeros dos partidos de Nueva Inglaterra en la postemporada: atrapó 16 pases para 247 yardas, la cifra más alta en el equipo.

Con vistas al partido contra los Rams, sus 1.271 yardas tras recepciones en postemporada son la cifra más alta en la historia de los Patriots. Solo dos receivers en la historia de los playoffs de la NFL han atrapado más de 100 pases: Jerry Rice (151) y Edelman (105).

Edelman ha recibido por su desempeño elogios no solo de Brady, sino de Rice, quien lo ensalzó como alguien con la actitud de “’voy a hacer lo que quiero hacer; voy a salir y a jugar’”.

Esta descripción también encaja para Brady, que a los 41 años continúa mostrando a los escépticos que están equivocados.

“Él es en verdad un buen jugador de fútbol, el mejor”, declaró Edelman. “Sale y lo demuestra en forma constante. Él es uno de nuestros líderes y que sea líder tiene sus fundamentos”.

Load comments