Compara a Mexico con "El Infierno"

El actor Joaquín Cosío, quien participó en la película El Infierno, dijo que la realidad en México ha superado la ficción de la película en la que actuó.

Para Joaquín Cosío, quien anoche recibió el Cabrito de Cristal en el Festival Internacional de Cine de Monterrey, la realidad mexicana ya es mucho peor que cualquier ficción en la que haya actuado.

A casi una década de haber interpretado al "Cochiloco" en El Infierno, película que retrata la violencia en México en pleno año del Bicentenario de la Independencia, el histrión dijo que dicha obra sigue vigente, aunque los tiempos políticos y sociales han empeorado.

"¿Qué ha cambiado? Bueno, ha cambiado algo. Se pensaba que las cosas no se podían poner peor que en El Infierno, y sí se han puesto. Me parece que se ha recrudecido", puntualizó Cosío, de 56 años.

"Lo único que prevalece es la calidad artística de esa obra. Aún siendo una cinta que narra momentos tan terribles, lo hace con tal maestría que es una película que se sigue viendo. La historia, que es una comedia negra, también consigue divertirnos y sacudirnos".

El filme, estrenado en 2010, relata problemáticas como narcotráfico, crimen organizado y corrupción.

El originario de Tepic y quien vivió varios años en Ciudad Juárez, ofreció una rueda de prensa donde calificó de incipiente su carrera como actor de cine, a la que llegó por accidente, pero que lo ha llevado a ser una de las máximas figuras modernas del cine mexicano.

Su carrera histriónica en teatro sí data de más años, pues la comenzó de adolescente.

Incluso recordó un fuerte lazo escénico con Monterrey, ya que en los años 80 y 90 visitó la región para las Muestras Nacionales de Teatro que se organizaban en el estado.

"Más que ir a la Ciudad de México, nuestra aspiración como grupo teatral era Monterrey y poder llegar a las muestras nacionales de aquí", recordó el actor de cintas como Matando Cabos y Pastorela.

"Por eso me emociona recibir un reconocimiento de un festival norteño. Los festivales no tendrían que tener nacionalidad, sin embargo, me entusiasma ser reconocido por una ciudad con la que mi vida profesional ha tenido mucho que ver".

Load comments