Meals on Wheels

Lorena Fernández, directora de Meals-on-Wheels, coloca comida en un plato al inicio del servicio de comidas en Salvation Army en Yakima, el 1 de julio.

Varios días a la semana cocineros de tres grandes cocinas comerciales preparan los almuerzos que son distribuidos en comedores del programa Meals-on-Wheels (Comidas sobre ruedas) de People for People y en las casas de personas inscritas en esta organización sin fines de lucro.

Hasta la semana pasada, Salvation Army en Yakima también proporcionó comidas para personas de la tercera edad por su propia cuenta. Sin embargo, ahora es un comedor de Meals-on-Wheels.

“Vamos a ofrecer comidas”, dijo Lorena Fernández, directora del programa Meals-on-Wheels. “Cualquiera que coma en alguno de nuestros otros comedores también puede comer allí”, agregó.

Los almuerzos de Meals-on-Wheels se sirven de 11 a 11:30 a.m. de lunes a viernes (excepto días festivos) en los centros para personas de la tercera edad en Union Gap, Sunnyside, Grandview, el Centro Cívico de Selah, el Centro Harman y el Centro Henry Beauchamp, estos dos últimos en Yakima.

La asociación de estas dos organizaciones sin fines de lucro del Valle de Yakima surgió de un análisis en sus servicios.

“Tuvimos una reunión hace unos meses, analizando servicios en la comunidad que coinciden entre ellos. Las comidas (son) una cosa que se duplica”, dijo Fernández.

Salvation Army cobraba $4 por comida, añadió. Al unirse con Meals-on-Wheels, esta organización ya no tiene que cobrar, ya que Meals-on-Wheels se financia a través de la Ley de Estadounidenses Mayores, que apoya a hogares y comunidades con servicios como Meals-on-Wheels para que las personas de la tercera edad puedan lograr mayor independencia.

Se sugiere una donación de $2.50 por comida para personas mayores de 60 años, aunque si califican para almuerzos gratis no se requiere que paguen. Las personas de menos de 60 años pagan $7.50 por comida. Los interesados en comer deben llamar al 509-426-2601 un día antes y hasta las 3:30 p.m. para registrarse.

Las comidas están hechas de ingredientes frescos y bajos en sodio, contienen proteína diferente cada día, con opciones vegetarianas entre los menús de comidas tradicionales estadounidenses y mexicanas. Meals-on-Wheels evita las opciones de comidas procesadas, aunque de vez en cuando sirven salchichas a petición de los clientes.

Meals-on-Wheels es una buena opción para adultos mayores porque es más barato y con donaciones, dijo el teniente Iván Landeros, administrador del comedor de Salvation Army. Recientemente visitó el comedor en Union Gap y quedó impresionado con la comida saludable y el tamaño de las porciones.

“Cuidan bien a los adultos mayores de nuestra comunidad”, afirmó.

Landeros dijo que esta asociación entre Meals-on-Wheels y Salvation Army es el resultado de que su organización pretende brindar mejores servicios.

“Hemos iniciado un proceso llamado evaluación de necesidades (para) enfocar nuestro trabajo de una manera eficiente. Durante nuestras reuniones de evaluación de necesidades, tuvimos un representante de Meals-on-Wheels y así es como comenzamos la conversación”, dijo Landeros. “(No fueron) conversaciones formales, sino que se convirtieron en una buena asociación, una asociación sólida”.

Salvation Army ha estado en Yakima por más de 100 años. Su centro para personas de la tercera edad está abierto de 9 a.m. a 2 p.m., de lunes a viernes, excepto días festivos y es administrado por Mary Peña, dijo Landeros.

El personal que preparaba y servía los almuerzos para las personas mayores antes de la asociación con Meals-on-Wheels seguirán trabajando con personas de la tercera edad. Servirán comida, bebidas y bocadillos en el Centro Henry Beauchamp, dijo Landeros.

Meals on Wheels

Anita Sherow empuja un carrito con duraznos al iniciar el almuerzo de Meals-on-Wheels en Salvation Army en Yakima, el 1 de julio.

Al trabajar con Meals-on-Wheels, Salvation Army ahorrará dinero que se puede invertir en otros programas, agregó.

“Una de las cosas que estamos tratando de hacer es contratar a un entrenador de ejercicios para yoga, ejercicios para los adultos mayores”, dijo. “Nuestra asociación (con) Meals-on-Wheels no está cambiando nuestro programa, lo está mejorando. Vamos a usar el dinero de nuestros donantes para ayudar aún más, con más programas”.

Entre 30 a 35 adultos mayores acuden al centro todos los días, y comen entre 20 a 25. “Podría aumentar”, dijo Landeros sobre el programa de almuerzos para personas mayores. “Espero que se logre”.

Es probable que esa meta se logre porque ya recibió comentarios de dos hombres que almuerzan en Union Gap y sus médicos están más cerca de Salvation Army, por lo que en los días de visitas médicas, pueden comer en esa ubicación.

“Todavía pueden obtener su comida, pero no están comprometidos a ser parte del centro (del Salvation Army)”, dijo Landeros.

La necesidad está creciendo, dijo Fernández. Meals-on-Wheels recibe más solicitudes, especialmente para entrega de comidas a domicilio. Aun cuando la expectativa de vida es mayor, las cirugías y los problemas de salud crónicos, entre otros, pueden mantenerlos confinados en sus hogares.

Agregar el nuevo comedor en Salvation Army ayudará a quienes han visitado otros sitios para almorzar, pero que tuvieron que hacer arreglos con Dial-a-Ride u otro medio para transportarse.

“Es por eso que estamos muy emocionados. Tenemos el Centro Henry Beauchamp y el Centro Harman, pero no teníamos nada en el lado norte de la ciudad”, dijo Fernández.

Load comments