Los bomberos son "cautelosamente optimistas" de que Washington evitará un incendio importante durante el fin de semana del Día del Trabajo, pero el Departamento de Recursos Naturales confía en que la población tome precauciones, dijo la comisionada de Tierras Públicas, Hilary Franz, en una conferencia de prensa en Yakima el jueves.

Franz pidió a las personas que disfruten del aire libre durante el fin de semana festivo y que tengan especial cuidado para evitar incendios. Aproximadamente el 90% de los incendios en Washington son iniciados por los humanos, declaró.

"Esperemos que si la gente puede hacer de este Día del Trabajo el más seguro posible para sus familias, pueden hacer que sea el Día del Trabajo más seguro posible para nuestros bomberos", dijo Franz.

Las personas deben evitar iniciar fuegos al aire libre y cumplir con las restricciones de prohibición de quemaduras, publicó el Departamento de Recursos Naturales en un comunicado de prensa.

La gente también debe evitar estacionar sus vehículos en zonas de hierba, asegúrarse de que funcionen los supresores de chispas de las motocross y los ATV, y crear un espacio de defensa alrededor de las residencias.

Franz informó que la temporada de incendios de este año ha sido una de las más desafiantes en la historia de Washington. Se han registrado 1,700 incendios en el estado y se han quemado más de 640,000 acres. Y agregó que hay un acceso limitado a bomberos y equipo en todos los niveles.

En 2020, durante el fin de semana del Día del Trabajo se dieron más de 70 incendios en el estado y se quemaron 620,000 acres en 72 horas.

"Se desató el infierno", afirmó Franz.

Los responsables del combate de incendios dijeron que el clima es la principal diferencia entre este año y el pasado.

El Día del Trabajo pasado, el clima cálido y seco se combinó con vientos huracanados para propagar rápidamente el fuego, dijo Franz. Este año, el clima es más cálido y seco. Pero no es probable que el estado vea esos vientos huracanados, dijo Franz.

El comandante de Incidentes de Incendios de Schneider Springs, Rob Allen, aseguró que las temperaturas más frías en las últimas dos semanas han sido fundamentales para avanzar ante los incendios que arden ahora. También mencionó que no se esperan condiciones meteorológicas de alta presión extrema durante el fin de semana festivo, pero los rayos podrían iniciar incendios.

El incendio que arde 18 millas al noroeste de Naches, que comenzó por un rayo el 3 de agosto, ahora cubre 84,509 acres, o 132 millas cuadradas. El jueves, unas 880 personas combatían el incendio, que está contenido en un 8%.

Pocos bomberos

Franz y Allen dijeron que la mayor preocupación de este año es disponer de personal para responder a los incendios.

Los recursos son escasos pues el personal combate ocho grandes incendios  en Washington, dio a conocer Franz.

"Tenemos muchos hombres y mujeres que están muy, muy agotados y cansados", dijo Franz.

Las condiciones de sequía y los incendios en todo el oeste de Estados Unidos han hecho que los recursos sean limitados a nivel nacional. Allen aseguró que la competencia por los recursos para combatir los incendios ha sido difícil para todos en el noroeste del Pacífico.

"Todo el mundo ha tenido pocos recursos y ha tenido que tomar decisiones estratégicas sobre dónde podemos tener más éxito", dijo Allen.

Sin embargo, Allen añadió que está llegando ayuda extra: Un contingente de bomberos canadienses llegará en breve para ayudar a combatir el incendio de Schneider Springs.

Desafíos de COVID-19

Los equipos de bomberos también están viendo un mayor número de casos de COVID-19, lo que limita aún más la cifra de elementos disponibles para responder a los incendios, dijo Franz.

Comentó que ha habido más de 50 casos en esta temporada de incendios en todas las agencias en Washington, en comparación con solo tres casos en 2020. Y que el aumento es por la variante delta, que se sabe que es más contagiosa que la primera cepa en 2020.

Franz mencionó que las cuadrillas han tenido que hacer cuarentena en su campamento si un bombero da positivo. También se ha rechazado a equipos enteros si uno o más bomberos dan positivo en la prueba de COVID-19 antes de llegar al incendio.

"Es muy duro y desafiante que tengamos bomberos dispuestos a luchar, que necesitemos más bomberos, y que tengamos que decir, 'no gracias, necesitan irse a casa'", dijo Franz.

En Washington existe un mandato de vacunación para el personal de bomberos del estado. Los bomberos forestales del estado deben vacunarse contra la COVID-19 antes del 18 de octubre.

Franz explicó que el Departamento de Recursos Naturales está llevando las vacunas a los campamentos de las cuadrillas de bomberos para facilitar que la gente se vacune.

Load comments