Presidente electo Joe Biden

En esta foto de archivo, el presidente electo Joe Biden sale luego de dar una conferencia de prensa el martes, 1 de diciembre de 2020, en la que anunció un equipo de asesores económicos, en Wilmington, Delaware.

El presidente electo de Estados Unidos Joe Biden pidió el viernes al Congreso que apruebe un paquete de ayuda económica para combatir el coronavirus y apoyó un proyecto de 900 mil millones de dólares presentado por un grupo de legisladores de ambos partidos.

“Sería un buen comienzo, pero no es suficiente”, dijo. “Voy a tener que pedir más ayuda”.

Biden mencionó que su equipo de transición elabora su propio paquete de ayuda y sus colaboradores han indicado que será el primer proyecto que impulsarán en el legislativo.

Por otra parte, el presidente electo dijo que le pidió al doctor Anthony Fauci que cumpla en su gobierno “exactamente la misma función que cumplió para los últimos presidentes”: dirigir Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, el principal especialista del país en esa especialidad médica.

Dijo que le pidió a Fauci que sea su “asesor médico principal” y miembro de su equipo asesor sobre COVID-19.

“Dije que sí inmediatamente”, aseguró Fauci en una entrevista el viernes a la cadena NBC. Fauci ha cumplido funciones similares bajo varios presidentes, tanto demócratas como republicanos, pero se vio marginado durante la presidencia de Trump, quien presentó un panorama muy distinto de la gravedad de la situación, como al decir que la pandemia se disiparía sola.

Biden anunció el jueves que una de sus primeras medidas será pedir a los estadounidenses que se comprometan a usar mascarilla durante 100 días para detener el coronavirus, aunque no habló de emitir una orden a nivel nacional como ha dicho anteriormente.

La medida representa un cambio notable respecto a Trump, cuyo escepticismo respecto al uso de mascarillas ha contribuido a la politización del asunto. Eso hizo que muchas personas se rehusaran a implementar una práctica que, de acuerdo con los expertos de salud, es una de las maneras más sencillas y efectivas para controlar la pandemia, que ha cobrado la vida de más de 275 mil estadounidenses.

Load comments