Funcionarios del Censo de Estados Unidos pronostican que los estadounidenses blancos ya no serán la mayoría de la población en el país en el próximo cuarto de siglo.

El condado de Yakima ya cruzó ese límite, ya que los latinos ahora representan el 50.7% de la población, según datos del Censo 2020.

Gabriel Muñoz, un activista que trabaja en la comunidad latina, dijo que el cambio, aunque no es una sorpresa, es una oportunidad para que el condado planifique un futuro que aproveche la fuerza de esta parte creciente de la comunidad.

“Tenemos que crear una visión de hacia dónde nos dirigimos y un plan para avanzar”, expresó Muñoz. “Es algo que tenemos que analizar mientras servimos a nuestra comunidad y nos involucramos en la comunidad latina desde diferentes perspectivas”.

El presidente de la Comisión del condado, Ron Anderson, está de acuerdo en que los cambios demográficos cambiarán la dinámica del condado en el futuro, pero no anticipa ningún efecto importante a corto plazo, particularmente en el ámbito político.

“Se trata de cuántos están en edad de votar y realmente registrados para votar”, comentó Anderson. Y agregó que probablemente se requerirá que más latinos se organicen políticamente para hacer una diferencia.

Los datos del censo mostraron que la población del condado aumentó 5.55% desde el censo de 2010, pasando de 243,231 a 256,728 habitantes.

Sin embargo, es en los números por raza o etnia donde el cambio es más notable.

El número de residentes que se identificaron como blancos cayó casi un 20%, pasando del 63,7% al 48,5% de la población total, según datos del Censo. Al mismo tiempo, el número de personas que se identifican como latinos aumentó 18.8% en los últimos 10 años, pasando de 45% a 50.7%.

Las comunidades que vieron los mayores aumentos en sus poblaciones latinas fueron Yakima, con 9,405; Terrace Heights, con 1.273; Uniog Gap, con 997; y Selah, con 751.

Yakima también vio cómo su población blanca experimentaba la mayor disminución, con 5.311 menos en el censo de 2020. El área de Summitview, Terrace Heights, Moxee, Tampico y Cowiche fueron las únicas comunidades en el valle donde la población blanca aumentó, con 712, 584, 170, 82 y 5, respectivamente.

Muñoz dijo que el crecimiento latino de Terrace Heights fue un poco sorprendente, pero en general, dijo que los números eran esperados y posiblemente podrían ser más que los informes del censo.

“Hay mucha gente por ahí que no quiere ser contada, algunos por su estatus legal, o gente que es más tímida”, dijo Muñoz.

Anderson mencionó que también veía venir el cambio hacia una mayoría latina. Los distritos escolares de Sunnyside y Grandview, dijo Anderson, ya se consideran mayoría-minoría.

Pero Anderson, quien dijo que todavía revisa los números, mencionó que el cambio demográfico puede no aparecer de inmediato en la política local o la economía.

Si bien el número total de latinos aumentó, Anderson apuntó que quería ver cómo se traducía en votantes registrados. Y también queda ver qué tan bien podrían organizarse para poner a los candidatos latinos en el cargo.

El condado y sus comisionados enfrentan una demanda de OneAmerica y cuatro personas que alegan que el sistema electoral del condado priva de derechos a los votantes latinos. La demanda argumenta que las elecciones generales del condado para los comisionados diluyen los votos latinos.

Fue una demanda similar contra el ayuntamiento de Yakima la que logró que la ciudad hiciera cambios en sus distritos electorales ordenados por la corte.

Políticamente, Anderson dijo que la gente puede sorprenderse al descubrir que el bloque latino no es el grupo monolítico liberal-moderado como creen que es.

Muñoz dijo que ya ha habido cambios políticos. Hace unos años, el ayuntamiento de Yakima tenía tres miembros latinos, incluyendo a la primera alcaldesa latina de la ciudad, Avina Gutiérrez.

El cambio en la población también significa un aumento en el poder económico, con más dueños de negocios latinos, así como más latinos gastando dinero.

“Una de las cosas de las que la gente no está hablando es del poder adquisitivo de los latinos”, comentó Muñoz. “Está aumentando cada 10 años. Muy pronto, la comunidad latina va a tener una posición financiera fuerte en la comunidad, y es importante que las empresas y la comunidad gubernamental vean hacia dónde se está moviendo”.

Los latinos quieren lo mismo que todos los demás, subrayó Muñoz.

“Tenemos una cultura latina, pero amamos a nuestro país. Siempre cuidamos la seguridad de nuestros hijos”, aseguró Muñoz, un veterano del Ejército.

Load comments