WaterFire restaurante (foto)

José Milanés saltea champiñones y soja para una orden para llevar en el restaurante y bar WaterFire en Yakima, el 16 de marzo. El gobernador Jay Inslee ordenó el lunes el cierre temporal de bares, restaurantes, gimnasios y otros negocios a fin de frenar la propagación del coronavirus.

Desde el martes, restaurantes, bares, centros de entretenimiento y recreación, y otros negocios se vieron forzados a cerrar al público para ayudar a detener el brote de coronavirus.

El lunes, el gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, firmó una proclamación de emergencia para cerrar estos negocios temporalmente.

“A los restaurantes se les permitirá servir comidas para llevar y servicio de entrega", indicó Inslee, pero no podrán tener comensales dentro.

La medida también incluye a las cafeterías, puestos de comida, barberías, salones de belleza, actividades deportivas de jóvenes, teatros y centros de boliche, informó el diario The Seattle Times.

La prohibición no aplicará a tiendas de comestibles, farmacias, bancos y ferreterías.

Otro tipo de tiendas minoristas reducirán el número de ocupantes.

Junto a esas medidas, el gobernador dijo que todas las reuniones de más de 50 personas quedan prohibidas, y también las de menos de 50 participantes, a menos que cumplan con los criterios de salud pública y distanciamiento social.

"Estas son decisiones muy difíciles, pero las horas cuentan y se necesitan medidas muy fuertes para retrasar la propagación de la enfermedad. Sé que habrá impactos económicos significativos para todas nuestras comunidades y estamos buscando medidas para ayudar a resolver esos desafíos", afirmó Inslee.

Después del anuncio, varios restaurantes y bares del Valle de Yakima anunciaron su servicio de comida para recoger en la puerta o para llevar. Además, diversos lugares de servicios públicos dieron a conocer el cierre temporal de sus instalaciones.

La preocupación de muchos dueños de restaurantes y empleados es la falta de capital para afrontar el cierre y pagar los salarios de los empleados.

Ayuda económica para negocios

Ante los temores económicos de los negocios, la Administración de Pequeños Negocios de EE.UU. (U.S. Small Business Administration) ofreció préstamos federales en casos de desastre, con intereses bajos, dio a conocer en un comunicado de prensa. 

Los préstamos son para pequeños negocios del estado de Washington "sufriendo daños económicos sustanciales como resultado del coronavirus", anunció la administradora de la SBA, Jovita Carranza, en el comunicado.

La asistencia financiera, autorizada bajo las declaraciones de emergencia del ejecutivo federal y del ejecutivo del estado de Washington, está disponible para todos los condados de Washington, incluyendo Yakima, y para algunos condados de Oregon y Idaho.

"Pequeñas empresas, organizaciones privadas sin fines de lucro de cualquier tamaño, pequeñas cooperativas agrícolas y pequeñas empresas de acuicultura que se han visto afectadas económicamente como resultado directo del coronavirus...desde el 31 de enero de 2020" pueden calificar para estos préstamos de hasta dos millones de dólares, se dijo en el boletín.

"Estos préstamos pueden usarse para pagar deudas fijas, nóminas, cuentas por pagar y otras facturas que no se pueden pagar debido al impacto del desastre", informó la administración.

Los interesados pueden hacer su solicitud vía internet en https://disasterloan.sba.gov/ela.

También pueden llamar al centro de servicio al ciente al 1-800-659-2955 o enviar un email a:disastercustomerservice@sb1a.gov

La fecha límite para realizar la solicitud es el 16 de diciembre del 2020.

Load comments