La mujer al fondo de la foto en blanco y negro parece agobiada, pero los siete niños cerca de ella lucen radiantes.

El fotógrafo de Seattle, Irwin Nash, capturó esa imagen, titulada”Una mujer mayor posa con niños”, en un campamento de viviendas para migrantes en el Valle de Yakima en algún momento entre 1967 a 1976. Nash pasó esos años documentando la labor y vida de los trabajadores agrícolas en el valle.

La colección de más de 10 mil fotografías de Nash en Washington State University (WSU) también muestra manifestaciones y activistas liderando y apoyando a los campesinos en su lucha por mejores salarios, condiciones de trabajo, vivienda adecuada y más.

César Chávez visitó el valle y Nash estuvo allí en una ocasión fotografiando a Chávez mientras llegaba y hablaba ante la abarrotada Escuelita en Granger. La emoción del encuentro se ve claramente en un Chávez determinado y en los rostros sombríos de un sacerdote y otros cerca de él.

Esa lucha y los desafíos del trabajo agrícola comprenden el panorama general de los negativos, fotografías en papel fotográfico e impresiones por contacto conocidas oficialmente como Colección digital de imágenes del trabajo migrante de Irwin Nash (Irwin Nash Images of Migrant Labor Digital Collection). Nash también documentó la vida cotidiana de campesinos agrícolas latinos e indígenas, sus familias y comunidades.

Nash fotografió un lavabo en un baño en una vivienda pública en Sunnyside y una iglesia afuera de Granger. Un bebé tocando con dos palitos y una banda que se presentaba en Toppenish. Ocho trabajadores agrícolas en Sunnyside. Una joven nativa de Canadá, sonriendo mientras está parada en una puerta con un niño pequeño en brazos.

Esas imágenes se encuentran entre las personas y lugares que inspiran a Lipi Turner-Rahman, gerente del Centro de digitalización Kimble en las Bibliotecas de WSU. Ella necesita la ayuda de las personas en las fotos y de quienes las conocían, quiere saber quiénes son y más sobre el momento en que Nash se acercó y apretó el botón del obturador de la cámara.

“Estoy realmente interesada en la narración. Si recuerdan, soy yo y recuerdo ese día, y estábamos haciendo esto. Esta es mi historia de vida. Así es como llegué a estar en esta foto”, comentó Turner-Rahman.

“Ese es el resultado final que estamos buscando”. agregó.

Estudiantes contratados con una beca y donaciones ya han digitalizado 6 mil 271 de las fotografías y trabajan para añadir cientos más cada semana. Esperan subir todo el material a finales de junio, si no antes, para que la colección sea un recurso accesible para todos. Los esfuerzos para que sea una colección más completa con la identificación de las personas y el contexto de las fotos continuarán.

“Él estaba dondequiera que íbamos”

Lupe Gamboa de Seattle, activista y organizador de trabajadores agrícolas, estuvo con Nash durante las huelgas de lúpulo en el Valle Bajo de Yakima que comenzaron en 1970. Gamboa creció en el condado de Yakima y fue a las escuelas de Sunnyside, su familia, originaria de Texas, llegó aquí para trabajar en la agricultura y se quedó porque los salarios eran más altos.

Después de asistir a lo que entonces era Yakima Valley Community College, Gamboa acudió a la University of Washington (UW), donde se involucró con el Sindicato de Estudiantes Negros y en activismo para que hubiera más profesores y estudiantes de color en el campus. También trabajó con otros estudiantes para conseguir que se prohibieran las uvas de California en el campus como parte de la huelga y boicot de cinco años de uva de Delano.

En el verano de 1970, varios estudiantes del Valle de Yakima que habían estado involucrados en el activismo en UW regresaron a casa y escucharon que amigos que trabajaban en huertas de lúpulo querían renunciar debido a los bajos salarios. En cambio, decidieron ir a la huelga, inspirados por el éxito de Chávez en California. Esa huelga se extendió a 15 huertas de lúpulo en el Valle de Yakima y más fuera del valle, dijo Gamboa, al agregar que probablemente conoció a Nash durante esas huelgas.

“Iba y empezaba a tomar fotos de todo el mundo”, relató Gamboa. “Irwin Nash era nuestra arma secreta. ... Tomaba fotos de todo lo que estaba pasando. Era increíble”.

Nash estaba atrás de la escena, pero aparentemente en todas partes. Entonces no hablaba español, pero tomó cursos y ahora lo habla con fluidez.

“Estaba dondequiera que íbamos. Tenía un auto viejo y nos seguía o venía con nosotros”, detalló Gamboa. Su pasión por su trabajo viene de su origen judío y su fuerte sentido de la justicia. Había oído historias de pogromos en Polonia, de donde eran sus padres.

“No era sólo una tarea. Era una misión en la que estaba”, subrayó Gamboa.

Gamboa y el abogado de Seattle, Michael J. Fox, quien proporcionó representación legal para el Sindicato de Trabajadores Agrícolas (United Farm Workers) durante las huelgas y después, almorzaron con Nash hace un par de semanas. Nash tiene 86 años y vive en un centro de vida asistida, dijo Gamboa, quien ha ayudado con la recaudación de fondos para digitalizar la colección.

“La sensación de buscar justicia nunca lo ha dejado”, expresó Gamboa. “Estas fotos deben publicarse en la comunidad latina y el público en general, para (mostrar) el papel que los trabajadores agrícolas han tenido para lograr que este condado y este estado estén entre lo más grandes productores agrícolas en el país”.

Nota del editor: Esta noticia fue editada para su publicación en español. El reportaje original en inglés se puede leer en internet en www.yakimaherald.com

Load comments