Acusado Clemente Rodríguez Torres

Clemente Rodríguez Torres, sospechoso de asesinato, sentado a la izquierda, comparece por primera ocasión en la Corte superior del condado de Franklin vía video, el 2 de octubre.    

Seis meses después de que una mujer desapareció de su casa en el condado Franklin, uno de sus hijos adultos compareció por primera vez en una corte en Pasco como presunto responsable de la muerte de su madre.

Clemente Rodríguez Torres, de 33 años, es acusado del asesinato en primer grado de Estela Torres Rodríguez.

Se cree que el hombre de Prosser abordó un avión rumbo a México poco después de que su madre de 54 años desapareció el 28 de marzo.

El 19 de septiembre Rodríguez Torres se rindió ante agentes del Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos.

El martes viajó de regreso a Tri-Cities en un vuelo contratado por agencias del cumplimiento de la ley.

El miércoles compareció ante la corte superior del condado Franklin a través de un video desde la cárcel del mismo condado. 

En la breve comparecencia preliminar, se  asignó al abogado de Kennewick, Theodore Schott, para representarlo ante la corte. La fianza que se le fijó es de 1 millón de dólares.

Rodríguez Torres tiene programado regresar a la corte el 8 de octubre para presentar una declaración de culpabilidad. 

El padre sigue sin aparecer

Su padre, Tiburcio Larios Rodríguez, también es acusado de asesinato en primer grado.

Los investigadores aseguran que el hombre de 63 años quería reunirse con su esposa, ya que la pareja de 30 años se había separado en febrero. Según los informes, Estela se negó, incluso horas previas a su desaparición.

La última vez que fue vista fue en su casa — localizada en 140 Orchard Road, al norte de Pasco— por sus otros dos hijos. 

Los hermanos fueron a desayunar tarde mientras Estela se quedó en casa cocinando pollo. Luego regresaron y encontraron el pollo quemándose, ya que el líquido se había evaporado, pero no vieron a Estela.

La familia notificó a las autoridades a la mañana siguiente. Los investigadores  descubrieron tres manchas de sangre grandes en la alfombra de la sala.

Se encontró el vehículo, pero no la víctima

El vehículo SUV fue encontrado la semana siguiente a la desaparición de Estela en una parada de descanso en la autopista 395. Sin embargo, el cuerpo de la mujer no ha sido hallado pese a exhaustivas búsquedas de la policía por tierra y aire al norte del condado de Franklin.

Se cree que Larios Rodríguez huyó a México con su hijo. Aunque este no estaba con Rodríguez Torres cuando se rindió en la frontera de San Ysidro en la entrada de San Diego.

El gobierno federal toma las medidas para  obtener una orden por volar de forma ilegal para evitar el enjuiciamiento y trabaja con el gobierno mexicano para tratar de encontrar al padre, dijo el alguacil Jim Raymond.

Cualquier persona con información sobre el caso debe llamar al detective Steve Warren del alguacil del condado al 509-545-5424.

Load comments