Exalumno Isaiah Garza

Isaiah Garza, egresado de la secundaria Eisenhower, comparte su historia en el mundo del diseño y la moda con estudiantes de esa institución educativa, el 27 de septiembre en Yakima.

Estrellas de la música como Janet Jackson, Rihanna y Cardi B han usado joyería y accesorios de Isaiah Garza.

Pero, hace más de una década Garza era un “mal estudiante”, como él mismo se describe, en la secundaria Eisenhower.

La semana pasada, Garza, ya de 30 años, regresó a su escuela para compartir lo que hizo para cambiar esa trayectoria.

Garza describe que fue expulsado de otra preparatoria local antes de ser transferido a Eisenhower, donde siguió con malas calificaciones e involucrado en peleas.

“Era un estudiante terrible”, dijo ante un auditorio con aproximadamente 500 estudiantes. “En un momento de mi vida, todo cambió”.

Él y su familia — que vivían en el este de la ciudad de Yakima en ese tiempo —pasaron por una situación financiera difícil y por muertes.

“Eso fue lo que realmente provocó un cambio en mí. Pensé: ‘Hombre, estamos en el suelo y tienes que hacer algo. Si no lo haces, vas a convertirte en un perdedor para el resto de tu vida”.

Así que Garza se esforzó para convertirse en un estudiante de A (calificación más alta) y comenzó a retarse a sí mismo para lograr sus metas personales, todo esto con la ayuda de un maestro que creyó en él: su profesor de educación física, Brad Ackerman.

Hoy, Garza es diseñador de joyería, diseñador de moda, aspirante a convertirse en artista discográfico, especialista en mercadeo y activista contra la trata de personas.

Sin embargo, este proceso de entonces hasta ahora ha sido una lucha, dice.

Antes de graduarse solicitó incontables becas para su carrera de dos años en mercadeo en el Instituto de Moda de Diseño y Mercadeo (FIDM por sus siglas en inglés) en Los Ángeles.

Durante su tiempo en el colegio vivió sin hogar en varias ocasiones. Pero también obtuvo varios logros, como ganar un premio de diseño de moda mientras cursaba sus estudios, aunque esa no era su área de estudio.

“Esto solo demuestra que la ética laboral y el trabajo duro te llevarán lejos en la vida. No importa contra quién compitas”, enunció. “Solo porque soy de un pueblo pequeño, ¿sabes a lo qué me refiero?, e iba contra todos esos jóvenes que tienen muchos recursos y que sus familias tienen mucho dinero, eso no me importó. Estaba como, ‘Tengo corazón, hermano. Soy de Yakima, Washington’ ”.

Garza explicó que algunas las lecciones claves que lo guiaron hacia el éxito fue acostumbrarse a la palabra “no”, y usarla para hacer grandes cosas y mostrar a la gente que estaba equivocada; para sacar gente negativa que no cree en él; y para no limitarse.

Su contacto con Cardi B, por ejemplo, comenzó con un correo electrónico de mercadeo dirigido a su equipo para compartir su historia y con el deseo de diseñar su joyería para ella, detalla. Al día siguiente, se encontraban haciendo arreglos para reunirse con su equipo.

Garza también dijo que es importantehacer la actividad en la que uno es bueno y usarla para ayudar a otra gente. El diseñador trabaja para ayudar a las víctimas de tráfico humano patrocinando computadoras que otorga a las víctimas una nueva computadora para regresar a la escuela, y además vela por comunidades de personas sin hogar.

El evento con Garza en Eisenhower fue el primero de una serie para destacar alumnos, dijo Lori Benoit, asesora de liderazgo y orientación en estudios superiores en esa escuela. El plan surgió de la idea de Benoit y la profesora Janey Peterson y esperan invitar a graduados de diversas especialidades en un futuro.

Load comments