Negocios en Fase 2 de reapertura estatal

En esta foto de archivo, María “Chayo” Barragán hace un cóctel el 23 de noviembre, Casa Vittore en Yakima.

El condado de Yakima y los otros cinco condados de la región centro sur avanzaron a la Fase 2 gracias a una revisión de los datos de admisión hospitalaria que mostró que cumplieron con los requisitos.

El gobernador Jay Inslee dijo el domingo en un tuit que el retraso se debió al error de un hospital.

"Debido a un error de informe de un hospital, la región (sur) centro fue la única que no pasó a la Fase 2 esta semana", tuiteó Inslee. “Me alegra que el hospital encontró el error, lo informó y ahora la región puede seguir adelante. Esto significa que todo nuestro estado está ahora en la Fase 2".

En la Fase 2, los restaurantes pueden servir en interiores al 25% de su capacidad y los gimnasios pueden aumentar su capacidad al 25% en interiores. Además, las ligas deportivas de preparatorias pueden comenzar su temporada deportiva de otoño modificada, como estaba planeado, a finales de febrero.

El jueves de la semana pasada, Inslee anunció que la región centro sur — condados de Yakima, Benton, Franklin, Kittitas, Columbia y Walla Walla — permanecería en la Fase 1 ya que solo cumplía con dos de las cuatro métricas que el estado requiere para avanzar. Las otras regiones del estado lograron pasar o ya estaban en la Fase 2 debido a que cumplieron con al menos tres de las cuatro métricas: casos nuevos, ingresos hospitalarios, capacidad de la Unidad de Cuidados Intensivos y tasas de pruebas positivas.

De acuerdo con el informe del Departamento de Salud estatal, la región permaneció en la Fase 1 debido a un aumento en las admisiones hospitalarias y una alta tasa de pruebas positivas.

Sin embargo, el informe del incremento de admisiones hospitalarias en la región centro sur es contraria a lo que informaron los distritos y departamentos de salud locales, dijo la comisionada del condado de Yakima, Amanda McKinney.

"Sabía con seguridad que los datos del condado de Yakima (sobre hospitalizaciones) eran significativamente bajos", mencionó.

McKinney explicó que esto hizo que los funcionarios electos y departamentos de salud de la región investigaran las cifras de hospitalización. En particular, elogió al Distrito de Salud de Yakima por coordinar entre distritos y departamentos de salud dentro de la región centro sur.

Gracias a ese esfuerzo, se descubrió un error del Centro Médico Providence St. Mary en Walla Walla. El hospital envió al Departamento de Salud estatal datos de todas las admisiones de pacientes con COVID en lugar de solo nuevas admisiones. Como resultado del error, la región centro sur pareció tener un aumento en admisiones.

"El error no fue intencional y actuamos lo más rápido posible para proporcionar datos correctos al estado", expresó Susan Blackburn, directora ejecutiva del hospital, en un comunicado de prensa del Departamento de Salud estatal.

El hospital envió los datos correctos al Departamento de Salud del estado. Con estos datos, quedó claro que la región centro sur, como el resto del estado, tuvo una disminución enhospitalizaciones y cumplió con las métricas suficientes para pasar a la Fase 2.

El sábado, el representante en el Congreso de Estados Unidos, Dan Newhouse, republicano por Sunnyside, y los senadores estatales Curtis King, republicano por Yakima, Perry Dozier, republicano por Waitsburg y Andy Billig, demócrata por Spokane, presionaron a Inslee y al Departamento de Salud para pasar a la región centro sur a la Fase 2 después de que se presentaron los datos correctos de ingreso hospitalario.

McKinney dijo que recibió datos de las tasas de ingreso hospitalario de los distritos de salud en todos los condados, menos uno, en la región centro sur, y estos tenían disminuciones: Yakima, 36%; Walla Walla, 36%; Kittitas, 25%; Franklin, 25%; y Benton, 10%.

McKinney comentó que pidió a Inslee y a funcionarios estatales proporcionar los datos a funcionarios electos y de salud antes de hacer los anuncios de reapertura.

Si eso se hubiera hecho antes del anuncio de la semana pasada, el error podría haberse detectado antes, dijo.

Newhouse, en una declaración escrita el domingo, reconoció los esfuerzos de  líderes locales y criticó el enfoque de Inslee para la reapertura.

“Como lo demuestra esta situación, son los funcionarios de salud locales y los líderes electos los que están mejor equipados para gestionar la respuesta a la pandemia, no el gobernador”, escribió Newhouse.

Load comments