210716-es-news-felipeluisjrgang

Felipe Luis Jr., izquierda, habla con el abogado defensor Rick Smith después de ser condenado a 12 años de prisión por un cargo de homicidio en primer grado el jueves ,15 de julio de 2021.

Pese a las súplicas por clemencia, un juez dictó la máxima sentencia a un pandillero norteño por su rol en un brutal asesinato en la cárcel en 2018.

Felipe Luis Jr. fue condenado a 12 años y 3 meses de prisión el jueves, un mes después de que un jurado de la Corte Superior del condado de Yakima lo declarara culpable de homicidio en primer grado por la muerte de Jacob Ozuna.

Aunque el juez Kevin Naught reconoció que tenía la facultad de fijar una sentencia reducida según las directrices estatales de 111 a 147 meses, dijo que "este no es el caso para hacerlo".

"Este fue un acto atroz y despiadado. Fue un acto que me demostró que el Sr. Luis no mostró ninguna consideración por la vida humana", declaró Naught.

Luis y otros dos hombres  — Deryk Alexander Donato y Julián Luis González — fueron acusados de atacar a Ozuna en el cuarto piso de la unidad de viviendas, dándole patadas y puñetazos hasta dejarlo inconsciente antes de arrastrarlo por las escaleras de la vivienda hasta el piso principal, donde continuaron la paliza.

El ataque, que fue captado por las cámaras de seguridad, duró más de 13 minutos.

En marzo, González se declaró culpable de asesinato en primer grado y fue condenado a 24 años en prisión, mientras que Donato está a la espera de su juicio tras ser declarado hace poco como mentalmente competente.

En el juicio de Luis, la fiscalía argumentó que Ozuna fue asesinado porque violó las reglas de las pandillas al matar a un miembro de otra pandilla sin autorización. Ozuna estaba a la espera de su juicio por el asesinato de Darío Alvarado, quien fue asesinado cerca de Toppenish.

Nota del editor: Esta noticia fue editada para su publicación en español. El reportaje original en inglés se puede leer en internet en www.yakimaherald.com

Load comments