Rubén Blades

De su proceso de creación, el salsero Rubén Blades compartió que él compone a partir de lo que ve, de lo que vive. Siempre ha pensado que no se debe escribir de lo que no se sabe.

Previo al concierto que ofrecerá este miércoles en el Auditorio Nacional de México, el salsero Rubén Blades se dio tiempo para convivir con estudiantes de la Escuela Secundaria Técnica 42 "Ing. Alejo Peralta Díaz Ceballos", en Tepito.

"¿Qué sientes cuando cantas?", "¿en qué te inspiras para hacer tus canciones?", "¿cuáles eran tus materias favoritas en la escuela?", fueron algunas de las preguntas que los chicos le lanzaron al panameño durante la charla que sostuvieron esta tarde, según dio a conocer la Secretaría de Cultura en un comunicado.

"Mis papás no terminaron ni la primaria", les contó, aunque aclaró que ambos se esforzaron por darle a él y a sus hermanos las mejores condiciones para desarrollarse en la vida.

Sobre sus paso la escuela, confesó: "Yo fracasé en las materias de matemáticas, música y educación artística, pero ustedes no deben desalentarse por ningún fracaso o dificultad. Yo decidí que no iba a fracasar otra vez. Me pregunté qué fue lo que hizo que fracasara y partí de ahí. Y, si yo lo pude hacer, lo puede hacer cualquiera".

De su proceso de creación, compartió que él compone a partir de lo que ve, de lo que vive. Siempre ha pensado que no se debe escribir de lo que no se sabe.

Y de encontrarse bloqueado, acostumbraba evocar a Gabriel García Márquez: "Gabo me decía que, frente a la hoja en blanco, hay que ir a la sección de clasificados en el periódico y encontraremos un aviso sobre un pájaro en venta, y eso provocará imaginarnos y presuponer cosas alrededor de ese animal. Y para alimentar la imaginación es importante hacernos al hábito de la lectura, ya que entre más leamos más posibilidades imaginativas desarrollamos".

La charla con los estudiantes se dio en el marco de Tiempo para Juglar, programa de Alas y Raíces de la Secretaría de Cultura, creado con el objetivo de crear espacios de diálogo entre creadores y niños y adolescentes mexicanos.

"Mantengan siempre la curiosidad por las cosas, porque la indiferencia es lo que nos acaba, la edad no es lo que importa. El fracaso es no tratar".

Load comments