El condado de Yakima podría convertirse muy pronto en la primera jurisdicción gubernamental del estado en cambiar su sistema de votación debido a la Ley de Derechos Electorales del estado de Washington recientemente aprobada.

Dulce Gutiérrez, Rogelio Montes, Bengie Aguilar y OneAmerica entablaron una demanda contra el condado de Yakima con el fin de dar a los latinos más oportunidades de ganar elecciones para puestos en la Comisión del condado de Yakima.

Los comisionados del condado están a cargo de todos los servicios en partes del condado que no están dentro de los limites de las ciudades, establecen políticas sobre asuntos de justicia penal, dirigen el sistema carcelario, controlan la junta de salud y gran parte de las condiciones ambientales en el condado, como la calidad del aire y el agua.

La Ley de Derechos Electorales del estado de Washington hace necesario que una jurisdicción gubernamental cambie su sistema de votación si la evidencia muestra que los votantes latinos y blancos toman decisiones sustancialmente diferentes cuando se trata de por quién votan.

Los candidatos latinos que se postulan para estos puestos no tienen éxito debido a los métodos de votación utilizados por el condado. La elección final es para todo el condado, lo que significa que los 129 mil votantes registrados pueden votar.

Aunque los latinos son el 52% de la población de Yakima, son solo el 31.4% de los votantes registrados, en comparación con el 60% de los votantes registrados blancos.

Cuando los sistemas electorales ahogan el voto latino, el propio gobierno ignora las preocupaciones y/o necesidades de los latinos.

Como parte del proceso de la demanda, los comisionados actuales y previos tuvieron que dar sus testimonios.

La actual comisionada Amanda McKinney testificó que no sabía si existen diferencias socioeconómicas entre latinos y blancos. El comisionado LaDon Linde y McKinney dijeron que no tenían conocimiento sobre la ola de huelgas en el Valle de Yakima debido a la falta de protección de COVID-19.

Ningún candidato blanco testificó que alguna vez haya tratado de acercarse a los votantes latinos, y nunca ha considerado la necesidad de hacer que el gobierno del condado sea accesible para los hispanohablantes.

En un condado de mayoría latina como el nuestro — donde los latinos tienen la mitad de probabilidades de ser propietarios de una casa, el doble de probabilidades de ser rechazados para préstamos hipotecarios, el doble de probabilidades de estar desempleados, cinco veces más probabilidades de no tener una educación secundaria y el doble de probabilidades de vivir en la pobreza — la falta de información y conocimiento que los comisionados tienen sobre los latinos es una violación inexcusable de la confianza pública depositada en los funcionarios electos.

El testimonio de los comisionados demuestra cómo los sistemas electorales que no responden a los residentes latinos dañan a la comunidad. Tener funcionarios electorales que no responden significa que los problemas que enfrenta la comunidad latina no son escuchados y son inexistentes para ellos.

No sabemos cuál será el nuevo sistema electoral, pero todos debemos estar atentos a lo que pase en el futuro y debemos trabajar ahora para asegurarnos de que nuestras voces sean escuchadas en las reuniones de la Comisión del condado. La reunión semanal tiene lugar a las 10 a.m. los martes y se puede ver en esta página: https://www.yakimacounty.us/766/County-Commissioners-Office

David Morales es abogado en inmigración. Sirvió en la Comisión de Asuntos Hispanos del estado de Washington y en varias juntas de organizaciones locales.

Load comments