Urna electotoral en condado de Yakima

Archivo — Una urna electoral en Selah, el 16 de julio de 2019.

OneAmerica y cuatro personas presentaron una demanda contra el condado de Yakima y su junta de comisionados, argumentando que el sistema electoral del condado priva los derechos de los votantes latinos al violar la Ley de Derechos Electorales del estado.

La organización dio a conocer la demanda interpuesta ante la Corte Superior del Condado de Kittitas en una conferencia de prensa virtual el lunes.

OneAmerica, la exconcejal de Sunnyside, Evangelina Bengie Aguilar; la exconcejal de la ciudad de Yakima, Candy Dulce Gutiérrez; y los excandidatos, Susan Soto Palmer y Rogelio Montes, presentaron la demanda.

El condado de Yakima y los comisionados Ron Anderson, Norm Childress y Vicki Baker son nombrados como acusados.

Durante la conferencia de prensa, OneAmerica acusó al condado de Yakima de no responder a una carta del 15 de enero que buscaba cambios en el sistema electoral y que posteriormente provocó la demanda.

“Estoy muy decepcionada de que la Comisión del condado de Yakima no haya respondido”, dijo Aguilar. “Es una pena que gasten impuestos en contra nuestra por una representación equitativa”.

El fiscal del condado de Yakima, Joe Brusic, dijo que eso no era cierto. Además, que el condado aún recopila información y que solicitó una extensión al período de 180 días antes de una demanda.

“Pedimos 60 días adicionales, hasta el 11 de septiembre, y (nos) fue negado de inmediato”, dijo. “Lo que tratábamos de hacer es lo mejor para los votantes del condado de Yakima”.

La cuestión aquí es la forma en que se eligen los tres comisionados del condado. Los candidatos son seleccionados por los votantes en sus respectivos distritos durante las elecciones primarias, antes de convertirse en candidatos en las elecciones generales.

La demanda busca un fallo que declare que el condado viola la Ley de Derechos de Voto estatal, una orden para que se elimine el sistema de voto general vigente, y que se cubran los honorarios de abogados grupales y otros costos de litigio.

La demanda menciona varias elecciones en las que candidatos favorecidos por electores latinos no fueron seleccionados en el condado de Yakima, donde los latinos representan casi la mitad de la población y un tercio de la población en edad de votar.

La demanda describe un panorama político polarizado donde “los votantes blancos con frecuencia votan en grupo para derrotar a los candidatos elegidos por votantes latinos”.

OneAmerica pide que el condado cambie a un sistema de elección donde los votantes clasifiquen a sus candidatos. Así, sino se elige al candidato que prefirió en primer lugar, entonces su voto va al que clasificó en segundo lugar. El proceso continúa hasta que se seleccionen todos los candidatos.

“Esto hace posible que se escuche nuestra voz”, dijo Aguilar. “De lo contrario, el voto latino se diluye”, añadió.

La demanda acusa a los comisionados del condado de colocar las necesidades de agricultores antes que a los trabajadores, los culpa por el agua subterránea contaminada en el Valle Bajo donde viven muchos trabajadores agrícolas y dice que no respondieron con rápidez para proteger a trabajadores agrícolas de los contagios de COVID-19.

Brusic comentó que el condado ha trabajado con el grupo en el asunto y que las preocupaciones se toman en serio.

Y que el condado incluso contrató a un demógrafo para ayudarlo a tomar decisiones, que se recopilan datos y que un experto deberá analizarlos para crear la mejor solución.

Pero el brote de COVID-19 ha frenado el esfuerzo, comentó.

OneAmerica no es el único grupo que plantea que el condado tiene un problema con su sistema electoral.

El Fondo Educativo y de Defensa Legal México-Americano (MALDEF) envió una carta a funcionarios del condado el 19 de junio, diciendo que el sistema electoral actual es una violación de la Ley de Derechos Electorales de 1965.

El grupo pide que el condado elimine las elecciones generales y establezca un distrito de mayoría latina.

Load comments