Marshawn Lynch de Seattle Seahawks

Marshawn Lynch de Seattle Seahawks corre buscando un touchdown en la segunda mitad del juego contra Green Bay Packers, el 12 de enero de 2020.

Aaron Rodgers y los Empacadores (Green Bay Packers) aguantaron la reacción de los Halcones Marinos Seattle (Seahawks de Seattle), y al final lograron sacar boleto para disputar el próximo fin de semana el Campeonato de la Conferencia Nacional.

Seattle no pudo cristalizar el milagro y el equipo comandado por Russell Wilson cayó 28-23 ante Green Bay en un helado Lambeau Field.

Los Halcones Marinos intentaban otro milagroso regreso en domingo, tal y como lo habían hecho los Jefes en el duelo de la mañana, perdían por 21-3, y después anotaron 20 puntos por sólo 7 de los locales, pero no les alcanzó.

Wilson no pudo ejecutar la serie ofensiva que le diera el triunfo en los últimos minutos de cuarto periodo. Sencillamente no se le da jugar en el Lambeau Field, pues ahora tiene marca de por vida de cero victorias por cuatro derrotas. Russell acabó con 21 de 31 pases para 277 yardas y un pase de anotación, pero falló en la ofensiva final.

A Rodgers, en cambio, le alcanzó con lo que hizo en los primeros tres cuartos. El experimentado quarterback de Empacadores conectó 16 de 27 pases para 243 yardas por aire y dos touchdowns, sin intercepciones, y ahora disputará su cuarto Juego de Campeonato, curiosamente, todos ellos serán como visitante, y sólo en una de las tres anteriores ocasiones logró llegar hasta el Súper Tazón y lo ganó.

Green Bay ahora se medirá el domingo por la noche a los 49s en San Francisco, duelo que presumirá a dos franquicias que se combinan para 9 títulos victorias en Super Bowl (5 de los 49s por 4 de los Empacadores).

Además, Rodgers llegó a 11 victorias en postemporada con Green Bay, superando las 10 que tenía el legendario Brett Favre.

Rodgers cobró revancha por lo ocurrido hace cinco años, cuando los Empacadores dejaron ir una ventaja de 16-0 que tenían en el intermedio y perdieron la Final de la Nacional en Seattle, por 28-22 en tiempo extra.

Con todo, a Rodgers se le agota el tiempo más rápido que a Wilson, nueve años después de que ganó por única vez el Super Bowl con los Empacadores.

Load comments