El actor Sylvester Stallone

En paz consigo mismo, Sylvester Stallone aseguró sentirse orgulloso porque se le encasille al lado de figuras como Arnold Schwarzenegger, Bruce Willis y Jean Claude Van Damme: mitos del cine de acción.

A Sylvester Stallone no le pesa ni le decepciona el carecer de una carrera llena del aplauso de la crítica, como la de Robert de Niro o Al Pacino.

En paz consigo mismo, aseguró sentirse orgulloso porque, en cambio, se le encasille al lado de figuras como Arnold Schwarzenegger, Bruce Willis y Jean Claude Van Damme: mitos del cine de acción.

"Soy muy afortunado, porque me topé con dos personajes (Rocky y Rambo), incluso podría decir que tres, contando el de Los Indestructibles, donde puedo hacer las cosas que amo y extenderlo por años, no quedarme con ellos sólo una película", reconoció en entrevista.

Aún lleno de energía, músculos y carisma a sus 73 años, Stallone visita la Ciudad de México para promover la quinta aventura del ex veterano de Vietnam John Rambo, Last Blood.

En la cinta, que además de protagonizar, escribe y produce, el combatiente desea alejarse de la violencia y ser un hombre de familia, pero se ve envuelto en un conflicto con un cartel mexicano.

Y es tanto el compromiso del neoyorquino con las cintas de acción de tipos duros que, al verlas en peligro de extinción, creó una productora, Balboa Productions, para preservarlas.

"Se trata de un género muy pequeño y no muchos lo hacen. Lo hizo Clint Eastwood, Charles Bronson, Steven McQueen... Parece que se ha esfumado y no quiero que se vaya", puntualizó.

Durante su visita a la ciudad, Stallone aclaró que Rambo, personaje que interpretó por primera vez en 1982, es un héroe para todos y no debe ser alzado como bandera ideológica del conservadurismo republicano.

"Nunca intenté que se le diera interpretación política. Siempre vi a Rambo como un tipo que odia la política. Sí, ama su país, como una abstracción, pero no elige bandos. Sólo está ahí.

"Empezó como un tipo joven, ingenuo, que se enlista al ejército y regresa y, cuando vuelve, nadie lo quiere. Hasta ahí fue una declaración política. Porque muchos soldados atravesaron eso. Pero se convirtió en cosas para la derecha que no entiendo. Como Rocky también. ¡No! Rocky sólo es un tipo patriota, pero probablemente ni le interesa votar", defendió.

Así como Rambo y Rocky, en los campos de batalla o cerca de un ring, siguen enfrentándose a sus enemigos con el pasar de las décadas, Stallone no se pone fecha de caducidad en el cine.

"Mi filosofía de vida es... como una batalla: no creo que sea encontrar la paz, sino más bien ver qué tanto puedes conseguir durante tu vida, cuántos logros. Es como una necesidad de continuar empujándote hasta que la máquina explote.

Ojalá yo pudiera decir: 'Me quiero retirar y ponerme a pescar'. Pero las cosas no funcionan así para mí. Aunque me gustaría, sería más fácil".

Ve a Andy Ruiz como Rocky

Stallone cree que el boxeador mexicano Andy Ruiz, campeón del mundo de los pesos pesados, se parece a su personaje Rocky: el héroe por el que nadie apuesta.

"No es ningún Superman por fuera, pero sí lo es por dentro. Nunca puedes juzgar un libro por su portada. Creo que seguirá teniendo éxito.

Me mandó un video, es muy amable. Si hacemos un remake de Rocky, tendría que ser sobre un tipo como él. Es increíble", reconoció.

Load comments