Detalles a la intemperie

Jun Olman, gerente regional de The Rug Company, señaló que el uso de tapetes modifica la percepción que se pudiera tener de zonas al aire libre.

La combinación de distintas piezas pueden hacer más agradable la estadía en el exterior, ya sea en el jardín o en la alberca. Esta mezcla genera una sensación de comodidad y relajación al estar en contacto con la vegetación natural.

Jun Olman, gerente regional de The Rug Company, señaló que el uso de tapetes modifica la percepción que se pudiera tener de zonas al aire libre.

Para que este textil se aprecie de manera correcta, una de las reglas

básicas es situarlo y adecuarlo en

Un aspecto de suma importancia son los materiales, pues el tapete debe de contar con tecnología apta para soportar las condiciones climáticas como el sol, la humedad y la lluvia. Los que se componen con fibras naturales sin tratamiento son más propensos a dañarse con el paso del tiempo, así como decolorarse o que se llenen de moho.

El usuario es quien decide de qué manera va a actuar esta pieza

en el exterior, tal como continuar

con el diálogo de la casa o que

origine un espacio único que sobresalga del resto. Actualmente, existen opciones de todo tipo que se ajustan a los gustos y necesidades de las personas.

“Lo recomendable es que busquen tapetes hechos de vinilo, acrílico o ratán -aunque ratán resulta tener superficies muy ásperas- esto garantiza larga duración frente a las cuestiones climáticas antes mencionadas”, dijo el experto.

En cuanto a los colores es a consideración del comprador, ya que puede depender de la decoración de la terraza o no. Sin embargo, se debe saber que hay diseños pensados para exteriores en playa, casa de campo y en la ciudad.

Load comments