Hepatitis

El Distrito de Salud de Yakima (YHD) informó que una persona que estuvo en la cárcel recientemente fue hospitalizada con hepatitis aguda tipo A en un hospital local.

Luego de una investigación sobre posibles contagios, personal de la cárcel y del Departamento de Salud del estado de Washington detectaron a 44 internos que tuvieron contacto cercano con el paciente, de éstos 28 fueron vacunados contra la hepatitis A, puesto que no habían recibido la vacuna, dio a conocer YHD en un comunicado de prensa.

Hasta el momento no se ha reportado ninguno otro caso de hepatitis, confirmó YHD.

Sin embargo, personal de la cárcel del condado de Yakima y del departamento de salud estatal continúan en alerta, ya que los síntomas de la enfermedad podrían a comenzar a sentirse de dos a seis semanas después de ser infectados con el virus.

“La hepatitis A es una enfermedad que es prevenible con vacunación. Es una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis A (HAV). Generalmente, el virus es transmitido de persona a persona cuando alguien, sin saber, ingiere el virus después de tocar o consumir comida contaminada con el excremento de una persona infectada. El virus también puede ser transmitido mediante contacto cercano con alguien que está infectado”, resumió YHD.

Entre los síntomas se encuentran “ojos o piel amarilla (ictericia), orina oscura y/o excremento pálido, pérdida de apetito, fiebre, diarrea, fatiga, vómito, dolor en las articulaciones y dolor abdominal”, detalló YHD en el comunicado.

Cuando alguien presenta un cuadro de síntomas similar debe llamar a su proveedor médico.

Load comments