210714-yh-news-cherrycropupdate-2.jpg (copy)

Los daños por el calor son visibles en las cerezas de Skeena en un huerto de Rowe Farms el viernes, 9 de julio de 2021 en Naches, Wash.

Las cerezas Rainier suelen recogerse varias veces cada temporada en los huertos de Frank Lyall en el Valle Bajo de Yakima.

Pero las condiciones de calor extremo de finales de junio dañaron muchas de esas cerezas rojas-amarillas. Algunos árboles se pizcaron menos veces, mientras que otros no se recogieron en absoluto.

Lyall, que tiene huertos en Grandview, Prosser y Mattawa, dijo que esta temporada podría haber sido peor. Cuando llegó el calor, los trabajadores ya habían recogido la mayoría de las cerezas.

"Siento que fuimos bastante afortunados", dijo Lyall. "Tengo entendido que hubo un número importante de huertos (que) no pudieron terminar de recoger en sus huertos o tuvieron que desviar el fruto a los procesadores".

Una extrema ola de calor causó daños significantes a las cerezas cultivadas en el Valle de Yakima y el noroeste a finales de junio y principios de julio. La temperatura máxima alcanzó los 113 grados Fahrenheit en Yakima el 29 de junio, un récord histórico.

El calor causó varios problemas, como quemaduras de sol y retrasó el crecimiento, lo que hicieron que las cerezas no fueran aptas para el mercado de cerezas frescas. Muchas cerezas se dejaron en los árboles, mientras que otras se pizcaron, pero se procesaron. El procesarlo proporciona a los productores un precio menor que el del mercado de cerezas frescas.

Northwest Cherry Growers aún está evaluando los daños, pero su presidente, B.J. Thurlby, estima que alrededor del 20% de la cosecha total se perdió debido a las condiciones de calor. Gran parte de las pérdidas se produjeron en el Valle de Yakima, donde las cerezas estaban a punto de ser recogidas. La región de cultivo de cerezas del noroeste incluye cinco estados: Washington, Oregón, Idaho, Utah y Montana.

La cosecha concluirá en el Valle Alto de Yakima en la próxima semana. La cosecha de cerezas en otras partes de Washington y el noroeste concluyen en las próximas semanas. Las cerezas continuarán disponibles durante las primeras semanas de agosto.

Tendencias en ventas

Un menor número de cerezas en general podría ser ideal dado el actual mercado minorista.

Con la apertura de más restaurantes y otros negocios en EE.UU., las ventas de comestibles en supermercados han disminuido en comparación con las de hace un año, dijo Thurlby.

Aun así, las promociones de cerezas del noroeste están llegando a los avisos de los supermercados y el producto vendido a través del mercado nacional ha sido bueno en las últimas semanas.

En cambio, en otras partes del mundo siguen lidiando con COVID-19. Gran parte del sudeste asiático -que ha sido un mercado en crecimiento para las cerezas del noroeste en los últimos años- se encuentra bajo cierre de emergencia mientras aumentan los casos y los índices de vacunados sigue siendo bajas. Es probable que las restricciones reduzcan la demanda de productos importados, como las cerezas.

Otros mercados importantes, como China y Corea, han compensado parte de las pérdidas, pero es probable que las exportaciones se reduzcan en comparación con años anteriores.

"Las cerezas no son lo más importante en este momento, y es comprensible", dijo Thurlby.

Load comments