Luberto Fernández Rodríguez

Luberto Fernández Rodríguez.

Un hombre de Wapato, de 33 años, está detenido bajo una fianza de 2 millones de dólares por cargos de asesinato a dos personas, incluyendo la madre de su hija, en Año Nuevo.

Luberto Fernández Rodríguez es acusado de asesinato agravado en primer grado por la muerte de Rocío Ramos-Martínez y asesinato en primer grado por la muerte de Alfred Anaya, un hombre de Toppenish de 67 años que fue asesinado cuando Rodríguez chocó de frente con el vehículo de Anaya cerca de la preparatoria de Wapato, informaron las autoridades.

También es acusado de intento de homicidio en primer grado por las lesiones que dejó en la esposa de Anaya en el accidente, así como de secuestrar a Ramos-Martínez y a su hija de 2 años.

Si es declarado culpable del cargo de asesinato agravado, Rodríguez sería sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional según la ley estatal.

Rodríguez tuvo una comparecencia vía telefónica ante la corte el miércoles en la tarde desde la enfermería de la Penitenciaría del estado de Washington en Walla Walla a donde fue trasladado el martes después de ser dado de alta del Centro Médico Harborview en Seattle, donde recibió tratamiento por las lesiones del choque.

Documentos judiciales proporcionaron nuevos datos sobre el asesinato de Ramos-Martínez, de 30 años, y Anaya.

El Departamento de Policía de Yakima recibió la primera llamada el 1 de enero alrededor de las 4:10 p.m. sobre una mujer que estaba siendo atacada frente al YWCA Yakima, localizado en 818 W. Yakima Ave. La persona que llamó le dijo a la policía que un hombre, identificado más tarde como Rodríguez, llegó en una camioneta y rompió la ventana del automóvil de Ramos-Martínez, según una declaración jurada de causa probable.

Luego manejó con Ramos-Martínez y la menor en el automóvil hacia el antiguo Centro Médico Regional Astria en West Chestnut Avenue, según la declaración jurada.

Un guardia de seguridad en Astria llamó al 911 y dijo que Rodríguez pisoteó la cabeza de Ramos-Martínez, sacó a la niña del vehículo, luego regresó con la camioneta y atropelló a la mujer herida varias veces antes de irse, según la declaración jurada.

Ramos-Martínez, quien solicitó una orden de protección contra Rodríguez el año pasado, fue encontrada en la calle con heridas en la cabeza, además con lo que parecían heridas en sus manos con consistentes cortadas hechas con un cuchillo cúter, dice la declaración jurada.

Fue llevada al Hospital Yakima Valley Memorial y luego trasladada al Centro Médico Harborview en Seattle, donde murió el 4 de enero de múltiples heridas contundentes, declaró la Oficina del Médico Forense del condado de King.

La familia de Rodríguez en Wapato luego llamó al centro de despacho de la Oficina del alguacil del condado de Yakima para informar que tenían a la menor. Los familiares dijeron que Rodríguez llegó a la casa y dijo que había matado a alguien y se fue, amenazando con suicidarse, según la declaración jurada.

Cuando los agentes encontraron a la niña de 2 años, estaba ilesa pero tenía manchas de sangre en la ropa, dice la declaración jurada.

A las 4:45 p.m., la Patrulla estatal de Washington recibió informes de una camioneta que se dirigía en sentido contrario en la carretera U.S. Highway 97 en Wapato y sin luces delanteras, según la declaración jurada.

Dos minutos más tarde, los policías recibieron informes de un choque frontal en la carretera cerca de la preparatoria de Wapato.

Anaya, de 67 años, falleció en el accidente, mientras que su pasajera, Esperanza Anaya, de 65 años, resultó gravemente herida y fue trasladada al Hospital Yakima Valley Memorial.

Load comments