Pastelería Evelyn's cakes

Griselda Hernández, de 38 años, ordena pasteles en las vitrinas de su pastelería en Yakima, el 4 de agosto.

Griselda Hernández, de 38 años, es dueña de Evelyn’s Cakes, una nueva pastelería en Yakima.

Se especializa en pasteles para toda ocasión, además de variedades de postres y pan mexicano.

¿Hace cuánto tiempo reside en el valle?

Había estado antes aquí, pero la última vez que decidí quedarme en el valle fue hace 4 años. (Hernández radicaba en Texas antes de establecerse en el valle).

¿Por qué decidió empezar su propia empresa?

Hacía pasteles en mi casa, tenía mucha demanda por parte de la gente, creo que de allí nació la idea de abrir este negocio.

¿Qué características hacen único su negocio?

La calidad influye mucho, sin embargo creo que lo más importante en un negocio es la buena atención al cliente.

¿De dónde surgió el nombre de su negocio?

Por mi hija que se llama Evelyn.

¿Cuáles fueron los desafíos más grandes que tuvo al establecer su empresa?

Como es un negocio familiar, realmente no tuve mayores desafíos.

¿Cuál sería su estrategia para mantenerse en el mercado?

Por ahora quiero mantener el mismo estándar de calidad y asegurarme que todo funcione bien.

¿Cuáles son sus metas a corto plazo?

Establecer este negocio.

¿Cómo aprendió su oficio?

Lo aprendí por las ganas de salir adelante cuando trabajé en una panadería en Texas.

¿Qué otro tipo de trabajo o experiencia empresarial ha tenido?

Trabajé de cajera en otros negocios.

¿Qué le gusta hacer cuando no está trabajando?

Cuidar a mis hijos, con ellos gasto mi tiempo libre.

¿Qué consejo o recomendación daría a quienes desean incursionar en el mundo empresarial?

Luchando todo se puede, creo que nada en la vida se puede alcanzar sin un esfuerzo previo, nunca dejar de trabajar por aquello que tanto anhelamos.

Load comments