EZ Tiger Yakima servicio en el patio (copy)

Clientes cenan en el patio del restaurante EZ Tiger en Yakima, Wash., el martes, 18 de agosto de 2020.

La vida social, económica y cultural en Washington se detendrá el lunes a las 11:59 p.m., ya que el gobernador Jay Inslee ordenó restricciones y cierres en restaurantes, teatros, gimnasios y reuniones en interiores para frenar la creciente epidemia de coronavirus en el estado.

El domingo en la mañana, Inslee ordenó que los restaurantes y bares cierren el servicio en interiores y que limiten el servicio al aire libre a grupos de cinco personas o menos. Los gimnasios y los centros de entrenamiento también deben cerrar.

Los cines, centros de boliche y museos se agregan a la lista de cierres. Las reuniones en interiores con personas fuera del hogar quedan prohibidas, a menos que los participantes se pongan en cuarentena y den negativo a la

"Hoy, domingo, 15 de noviembre de 2020, es el día de salud pública más peligroso en los últimos 100 años en la historia de nuestro estado", dijo Inslee en declaraciones preparadas. “Hay una pandemia en nuestro estado. Si no se controla, seguramente nos llevará a hospitales y morgues que rebasen su capacidad; y evitará que la gente obtenga el tratamiento médico de rutina, pero necesario para enfermedades que no son COVID".

Las nuevas reglas estarán en vigencia durante al menos cuatro semanas, mencionó Inslee, "Esperamos tener progreso y ese sería el límite de estas restricciones".

Las limitaciones en la vida cotidiana serán similares a las que ya tuvo el estado cuando Inslee emitió la orden de emergencia de quedarse en casa en marzo.

Las nuevas órdenes no aplican a las escuelas o al sistema judicial, que en su mayoría operan vía internet. Tampoco al cuidado infantil, que trabaja bajo sus propias pautas.

La lista completa de restricciones que entran en vigencia es extensa. Todas las restricciones entran en efecto el lunes a las 11:59 p.m., excepto las restricciones en bares y restaurantes, que están programadas para el martes a las 11:59 p.m.

Las reuniones en interiores, fuera del hogar, están prohibidas a menos que los participantes se pongan en cuarentena 14 días o siete días antes de la reunión y reciban una prueba de COVID-19 negativa dos días antes de la reunión planeada.

Las reuniones sociales al aire libre deben limitarse a no más de cinco personas fuera del hogar, dijo Inslee.

Los servicios religiosos pueden continuar, pero deben limitar la asistencia en interiores al 25% de la capacidad, o 200 personas, lo que sea menor, explicó Inslee. Se deben usar mascarilla en todo momento y se prohiben los coros, bandas y canto por parte de la congregación.

Las ceremonias de bodas y funerales se restringen a 30 personas. Se prohiben las recepciones.

Las tiendas minoristas, incluidas las de comestibles y centros comerciales, deben reducir la ocupación al 25% y cerrar los asientos del área de comida

Las oficinas deben mandar a los empleados a trabajar desde casa, si es posible, y acortar la ocupación al 25% si permanecen abiertas. Deben estar cerradas al público.

Los centros de atención a largo plazo pueden aceptar visitantes solo al aire libre, con excepciones limitadas para la atención al final de la vida y personal de apoyo esencial.

Los servicios personales, como peluquerías y salones de belleza, reducirán su capacidad al 25%.

Las casas abiertas de bienes raíces quedan prohibidas. Los deportes para jóvenes y adultos se limitan a las prácticas al aire libre y los atletas deben usar mascarilla.

Es probable que las nuevas restricciones generen una ola de devastación económica a las empresas y empleados ya paralizados por la pandemia. El Congreso no ha aprobado una segunda ronda de medidas de asistencia económica, expansión de beneficios de desempleo y pagos a empresas. La primera expiró hace unos meses.

Los demócratas de la Cámara de Representantes pasaron dos medidas de alivio, pero el Senado de Estados Unidos, controlado por republicanos, se ha negado a tomar medidas al respecto.

Load comments