210427-yh-news-leadershipluncheon-1.jpg (copy)

Durante el almuerzo virtual del Yakima YWCA el lunes, 26 de abril de 2021, el guitarrista, cantante, compositor y actor Dave Navarro cuenta la historia de su madre, Connie Navarro, quien fue asesinada por un ex novio.

Dave Navarro tenía 15 años cuando su madre, Connie Navarro, fue asesinada en 1983 por su exnovio. Sin un sistema de apoyo, recurrió a las drogas y el alcohol para hacer frente a la pérdida.

"Una de las cosas con las que me enfrenté cuando era adolescente fue que me sentía muy solo y muy aislado, y no tenía a nadie con quien hablar y compartirlo", dijo el 27º Almuerzo anual de liderazgo Yakima YWCA.

La persona que asesinó a su madre también mató a su amiga cercana, Sue Jory, antes de huir. No fue arrestado hasta 1991.

Navarro, guitarrista de la banda de rock Jane's Addiction y exintegrante de Red Hot Chili Peppers, nunca asistió a un grupo de apoyo mientras estuvo de luto y no obtuvo terapia hasta años más tarde, confesó.

"He descubierto que la consejería y la terapia han sido fundamentales para que avance", dijo Navarro, quien aboga por la concienciación y prevención de la violencia doméstica.

El almuerzo de liderazgo es el evento más impactante de Yakima YWCA, dijo la presidenta de la junta Linda Orozco al iniciar la reunión, que se llevó a cabo en línea este año y el pasado. La organización ha visto un aumento de solicitudes de ayuda en un 30% debido a la pandemia.

"Atendemos a más de 13 mil personas al año. Nuestra línea de crisis suena [atiende] más de 5 mil veces al año", dijo Orozco al referirse a YWCA Yakima, que tiene un refugio para mujeres y niños que sufren violencia doméstica.

Agradeció a quienes han apoyado a la organización sin fines de lucro durante la pandemia. "Mantuvieron nuestras puertas abiertas para que nuestras familias pudieran seguir viviendo en paz", subrayó.

Por su parte, Navarro instó a seguir apoyando a Yakima YWCA y otras organizaciones que brindan ayuda y refugio a las personas afectadas por la violencia doméstica, incluidos los hombres. Tener música como una forma de escape fue importante después del asesinato de su madre. Como guitarrista, cantante, compositor y actor, Navarro tiene una plataforma más grande para ofrecer su apoyo.

"Cada vez que tengo la oportunidad de hablar del tema, la tomo", dijo Navarro. También ha participado en la campaña #PutTheNailInIt (Pinta tu uña, una campaña para crear conciencia sobre la violencia doméstica) y en 2015 lanzó el documental titulado "Mourning Son" (Hijo en luto) sobre el asesinato de su madre y su impacto en su vida.

Navarro animó a quienes sufren violencia doméstica a buscar ayuda.

"A veces hay mucha vergüenza apegada por estar en una situación de violencia doméstica. En primer lugar, no quieren ser juzgados por estar en la situación", mencionó. "No hay crítica; no hay vergüenza en pedir ayuda a las agencias policiales, un consejero o terapeuta, o en [conseguir] algún refugio.”

"Normalmente estas cosas se intensifican. No se reduce la intensidad", aseguró. "Les ruego que encuentren esa ayuda inmediatamente. La vergüenza podría matarle".

Discursantes locales

El evento Yakima YWCA también destaca a un sobreviviente local y otros oradores locales.

Una madre de dos hijas ahora en una relación habló sobre su aprecio por la organización, que apoyó sus esfuerzos para dejar las drogas y mantenerse sobria después de ser adicta a la metanfetamina. Habló del control, abuso mental y físico por parte de su expareja.

Brian Harris también tomó la palabra. Su hija, Emily Escamilla, murió en un homicidio-suicidio en Selah en enero de 2020. Fue estrangulada por su marido, Daniel Escamilla, quien más tarde se disparó a sí mismo.

Harris ha apoyado a YWCA Yakima de muchas maneras desde la muerte de su hija, incluyendo esfuerzos de recaudación de fondos en su venta de automóviles en Selah. Animó a que donaran dinero, ropa, comida, asientos de automóviles para niños, cochecitos y otros artículos.

"Emily Harris era una gran chica. Tenía dos hijos que mi esposa y yo cuidamos ahora", dijo. "Emily era una muchacha que se preocupaba por otras personas.

"Ella hizo muchas cosas en sus 30 años. Ahora lo último que está haciendo es "ayudar a salvar vidas", agregó Harris.

En el programa, Yakima YWCA recordó a Rocío Ramos-Martínez, de 30 años, quien murió el 4 de enero a causa de las lesiones que sufrió cuando fue pisoteada y atropellada el 1 de enero cerca de las oficinas y refugio de la organización.

Load comments