Gobernador Jay Inslee (foto c español)

En esta fotografía de archivo gobernador Jay Inslee anuncia planes estatales para frenar la propagación del coronavirus, el 13 de marzo de 2020. Hoy anunció que el uso de mascarilla en el condado de Yakima será obligatorio.

El gobernador Jay Inslee emitió una nueva proclamación que evitará desalojos hasta el 30 de septiembre, anunció el jueves en una conferencia de prensa.

La moratoria anti-desalojos actual vencerá el 30 de junio y la nueva proclamación entrará en efecto del 1 de julio al 30 de septiembre, dijo Inslee.

Esta nueva orden permitirá que los inquilinos que no han podido pagar la renta debido a la pandemia tengan más tiempo para hacerlo. Y que los arrendatarios también puedan recuperarse económicamente.

La orden llega con presupuesto adicional de 650 millones de dólares para inquilinos y propietarios, afirmó el gobernador, y que se prevé que estará disponible en julio.

"El dinero es una combinación de asistencia federal y estatal", explicó, que se otorgará directamente a inquilinos y arrendatarios para ayudarles en estos tiempos de crisis económica.

Los fondos y los programas destinados a apoyar a inquilinos y arrendatarios estarán disponibles en cada condado, explicó el gobernador.

Por ahora, los puntos importantes de la nueva proclamación, que no es una extensión de la moratoria, son estos:

"Para los alquileres vencidos del 29 de febrero de 2020 al 31 de julio de 2021, los propietarios tienen prohibido desalojar a un inquilino hasta que exista un programa operativo de asistencia para el alquiler y un programa de resolución de desalojos en su condado. Además, los propietarios tienen prohibido tratar el alquiler impago anterior u otros cargos como una deuda exigible hasta que el propietario y el inquilino hayan tenido la oportunidad de resolver la falta de pago a través de un programa piloto de resolución de desalojos.

A partir del 1 de agosto, se espera que los inquilinos paguen el alquiler completo, un alquiler reducido negociado con el propietario o busquen activamente fondos de asistencia para el alquiler. Los propietarios solo pueden desalojar a un inquilino si no se está tomando ninguna de esas acciones, pero deben ofrecer al inquilino un plan de pago razonable antes de comenzar el proceso de desalojo. Los inquilinos también deben recibir, por escrito, los servicios y el apoyo disponibles.

Los hoteles y moteles, Airbnbs, centros de atención a largo plazo y otras viviendas no tradicionales están exentos de la orden", dio a conocer la Oficina del gobernador en un comunicado de prensa.

Load comments