A partir de enero de 2022 todos los trabajadores agrícolas serán elegibles para el pago de horas extras.

El gobernador Inslee firmó el proyecto de ley 5172 del Senado y otros cuatro más, que ahora son leyes, en la sede de Trabajadores Unidos de Alimentos y Comercios (UFCW 1439) en Yakima.

Al firmar la ley, dijo que la llamaría Ley de Protección de Horas Extras Tomás Villanueva en honor al fallecido activista de trabajadores agrícolas del Valle de Yakima.

“Siempre me he inspirado en Tomás y su espíritu está en esta sala hoy”, dijo Inslee durante la firma de la ley.

Bajo esta ley, todos los trabajadores agrícolas comenzarán a recibir pago de horas extras en 2022 y tendrán una semana laboral de 40 horas a principios de 2024. Los proyectos de ley se aprobaron en ambas cámaras del Congreso estatal con apoyo bipartidista.

Las leyes contemplan un período de tres años para que los empleadores se ajusten a los cambios.

La nueva ley de horas extras surge meses después de que la Corte Suprema de Washington dictaminara que la exención de horas extras para los trabajadores lácteos violaba la Constitución estatal. A los empleados lácteos se les pagaron horas extras desde un fallo judicial en el otoño. Ahora, la nueva ley elimina la exención para todos los trabajadores agrícolas. La exención había estado en vigencia durante más de seis décadas.

El proyecto de ley, patrocinado por el senador Curtis King, republicano de Yakima, comenzó como una legislación en respuesta a numerosas demandas contra productores de lácteos que buscan salario retroactivo a trabajadores.

Luego fue revisado por un comité del Senado estatal para poner fin a la exención de horas extras para todos los trabajadores. La industria agrícola apoyó el proyecto de ley después de un cambio para implementarlo en fases en más de tres años y de una disposición para detener las demandas por pago retroactivo.

Miembros de la industria agrícola dijeron antes que sería difícil para los productores, en especial de huertas pequeñas y familiares, encontrar los medios para pagar horas extras. Algunos podrían optar por reducir las horas de trabajo para mantenerse debajo del límite de horas extras.

Funcionarios de la industria agrícola anunciaron que planean presentar un proyecto de ley que proporcionaría alivio adicional a los productores durante los períodos altos de cosecha, como un mayor límite de horas.

Durante una breve sesión con reporteros después de la firma de la ley, Inslee señaló que considera que la versión final de la ley refleja la cooperación de todos, incluidos productores y defensores de trabajadores agrícolas, y que la industria agrícola hará que funcione, como lo han hecho otros sectores de la industria.

“Es lo correcto. Es justo hacerlo”, aseguró Inslee.

El estado de Washington es uno de los pocos estados, incluyendo California, que ha aprobado leyes que pagan horas extras a los trabajadores agrícolas. Y hay un esfuerzo del presidente Joe Biden para extender el pago de horas extras a nivel nacional.

Biden felicitó al Inslee y a la Legislatura por la aprobación de la ley de horas extras en una declaración escrita. A su vez instó a la aprobación de una legislación federal que proporcionaría horas extras a trabajadores agrícolas en todo el país.

“Durante mucho tiempo — y debido en gran parte a las exclusiones inadmisibles basadas en la raza desde hace generaciones — a los trabajadores agrícolas se les han negado algunos de los derechos más fundamentales que trabajadores de casi todos los demás sectores han disfrutado durante mucho tiempo, incluyendo el derecho a una semana laboral de cuarenta horas y el pago de horas extras”, dijo Biden en su comunicado.

En la firma estuvieron presentes trabajadores representados por el Sindicato de Trabajadores Agrícolas y Familias Unidas por la Justicia, y dos trabajadores hablaron. Muchos pronunciaron la frase” Sí, se puede”.

Ramón Torres, trabajador agrícola y presidente de Familias Unidas por la Justicia, rindió homenaje a quienes lucharon por protecciones y más derechos para trabajadores agrícolas. Habló de los empleados de empaques del Valle de Yakima que organizaron huelgas el año pasado para la seguridad de los trabajadores durante la pandemia. También agradeció a José Martínez-Cuevas y Patricia Aguilar, los dos trabajadores de lecherías que presentaron la demanda colectiva inicial que buscaba poner fin a la exención de horas extras del estado.

“Hoy queremos celebrar la firma de una ley que finalmente pondrá fin a una práctica racista de negar horas extras a los trabajadores agrícolas por mucho tiempo”, dijo Torres mediante un traductor. “Este es un cimiento para lograr la liberación de los trabajadores. Queremos agradecer al Sr. Martínez y a la Sra. Aguilar por hablar e impugnar estas leyes en los tribunales”.

Otras leyes que protegen a los trabajadores

Inslee firmó otras leyes que proporcionan protecciones adicionales para los trabajadores, incluidos los de la industria agrícola y del sector salud.

• Ley 5396 del Senado — La ley proporciona una exención de impuestos de ventas y usos en viviendas ocupadas por trabajadores agrícolas durante al menos cinco años. La exención no se aplica a las viviendas construidas para trabajadores con visas H-2A.

• Ley 5190 del Senado — La ley garantiza beneficios a empleados de atención médica, incluyendo seguro de desempleo y compensación a trabajadores, si tienen que dejar el empleo debido a una emergencia de salud pública.

• Ley 5115 del Senado — La ley asegura que los trabajadores de primera línea sean notificados de exposición a enfermedades infecciosas y facilita la compensación por infección en el trabajo.

• Ley 1097 de la Cámara de Representantes — Este proyecto de ley, basado en una solicitud de Inslee, protege a los trabajadores de represalias cuando hablan de peligros en el lugar de trabajo. También proporciona un programa de subvenciones para pequeños empleadores económicamente afectados por una emergencia de salud pública.

Load comments