Diego Armando Maradona

Diego Maradona "comenzó a morir, al menos, 12 horas antes". Agonizó de manera prolongada, muestran las investigaciones.

Diego Armando Maradona pudo haber tenido más probabilidades de vivir, en caso de tener el tratamiento médico adecuado, pero la leyenda argentina fue "abandonada a su suerte".

Esa es la dura conclusión de la junta médica que, a pedido de la justicia, investigó las causas del deceso y posible negligencia en la intervención de emergencia.

Maradona "comenzó a morir, al menos, 12 horas antes". Agonizó de manera prolongada.

En un documento de 70 páginas, y después de una investigación de casi 2 meses, los 20 peritos determinaron que el "10" tuvo un tratamiento "inadecuado, deficiente y temerario". Maradona falleció el 25 de noviembre de 2020.

Después de una operación por un hematoma en la cabeza, Diego exigió rehabilitarse en su casa, en la localidad de Tigre. No obstante, el informe sostiene que debido al cuadro clínico-psiquiátrico, no estaba en condiciones de decidir y que debió ser tratado en un centro asistencial polivalente.

En los próximos días se definirá la situación de los 7 imputados por homicidio culposo, pero podría cambiar a homicidio con dolo eventual.

El neurocirujano y médico personal, Leopoldo Luque, falsificó la firma de Maradona en un pedido de historia clínica. La psiquiatra Agustina Cosachov, emitió en octubre un certificado en el que avalaba que el "10" se encontraba en buen estado, pero los hallazgos confirman que ni siquiera lo visitó.

Load comments