Chef peruano triunfa en Miami

A sus 52 años, el millonario chef peruano Juan Chipoco es la viva imagen del sueño americano.

Cuando tenía 20 años, dejó su país y se fue a EE.UU. en medio de la incertidumbre que trajo la entrada del Gobierno de izquierda de Alan García (1985-1990). Cuando su visa de turista expiró, se quedó siete años como indocumentado.

Su historia es una de éxito entre millones de migrantes que trabajan en las sombras de EE.U.U. Hoy es dueño de siete restaurantes, maneja una camioneta Rolls Royce y vive en una mansión en Miami con su esposo y sus hijos, pero antes pasó por las cocinas lavando platos, por los gimnasios como entrenador y por tiendas de ropa como vendedor.

"Decidí venir a EE.UU. para empezar un nuevo camino y seguir mis metas y mis sueños", contó en entrevista.

"Al principio, tenía un poquito de temor cuando decían que migración estaba yendo a lugares a interrogar a los empleados y que de repente era muy complicado trabajar sin papeles. Después, comencé a buscar abrir puertas".

Su restaurante insignia, Ceviche 105, es reconocido como el mejor lugar de comida peruana en Miami y, según el propio Chipoco, es un sitio donde los latinos, incluidos los mexicanos, pueden sentirse como en casa.

"La conexión que hay entre el peruano y el mexicano es muy buena porque tenemos una misma base con respecto a lo que nos gusta comer", señaló este amante del pozole.

"El peruano y el mexicano saben comer muy bien".

Load comments