Vacuna COVID-19

Muchas enfermedades infecciosas se previenen a través de las vacunas que nos permiten alcanzar la inmunidad colectiva, conocida como la “inmunidad o protección de rebaño”.

Por ejemplo, antes de comenzar las clases en escuelas y universidades se pide a los estudiantes su récord de vacunas para prevenir el brote y contagio de ciertas enfermedades, como la polio, sarampión, varicela, tétanos, por citar algunas. De esta manera, se previene que estas enfermedades se diseminen en las escuelas y la comunidad causando secuelas irreversibles o mortales.

Según la Organización Mundial de la Salud, para conseguir la inmunidad colectiva se necesitaría que un 65 a 70% de la población se encuentre protegida contra la infección. Así, el virus ya no tendría muchas personas a quien infectar y se aseguraría que los más vulnerables estén protegidos.

Adquirir la inmunidad colectiva en forma natural es muy riesgoso. En el caso de la COVID-19, según cálculos del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente 213 millones de personas en Estados Unidos necesitarían infectarse. Esto implicaría la muerte de alrededor de un millón 400 mil personas. Por eso, las vacunas son la forma más segura de adquirir la inmunidad o protección colectiva contra laCOVID-19.

¿Las vacunas contra la COVID-19 contienen el virus?

Las 2 vacunas que actualmente se usan (Pfizer y Moderna) son una secuencia de proteínas llamadas Ácido Ribonucleico mensajero (mRNA) elaboradas artificialmente y no contienen ningún componente extraído del virus

¿Al vacunarme estoy adquiriendo la infección de COVID-19?

La vacuna no contiene el virus de COVID-19. Algunos síntomas, especialmente después de la segunda dosis, podrían simular una infección viral. Estos síntomas reflejan una reacción inflamatoria durante la producción de anticuerpos, los cuales nos defenderán de la COVID-19.

¿Si ya me infecté de COVID-19 debería vacunarme?

Los CDC recomiendan que las personas que ya se infectaron de COVID-19 se vacunen.

¿Después de vacunarme podré dejar de tomar precauciones?

La vacuna evitará que desarrolle la enfermedad severa de COVID-19. Aun podría ser portador del virus (probablemente mínimamente sintomático o asintomático) y ser capaz de transmitirla. Por eso, tendremos que continuar practicando todas las medidas básicas de precaución: distanciamiento físico, higiene y usar mascarilla.

¿Cuáles son los riesgos de no vacunarse contra la COVID-19?

  • Usted podría enfermarse de COVID-19 o transmitir el virus a sus seres queridos. Algunos podrían desarrollar un cuadro severo que podría causarles la muerte.
  • Permitiría la perpetuación del virus en la comunidad y con ello el virus podría mutar. Las nuevas variantes del virus, como las que recientemente aparecieron en Inglaterra y Sudafrica se multiplican y diseminan más rápidamente y se teme que sean más mortales.
  • Prolongación de restricciones, aislamiento y cuarentenas.

Evitemos que el virus de la COVID-19 siga multiplicándose, infectando y causando la muerte de nuestros seres queridos. Siga las recomendaciones de los profesionales de la salud y no dude en vacunarse. Juntos controlaremos la pandemia.

El Dr. Óscar Bailón es cardiólogo en Washington University en Seattle. Su columna representa su opinión y no necesariamente la opinión editorial de El Sol de Yakima.

Load comments