210716-es-news-commisionersyak

Los candidatos por el Distrito 3 de la Comisión del condado de Yakima, de izquierda a derecha, Autumn Torres y LaDon Linda, comisionado actual.

El comisionado del condado de Yakima, LaDon Linde, y su rival, Autumn Torres, dicen que lograr la reapertura total del condado es prioridad ahora que las vacunas contra la COVID-19 están disponibles.

Ambos republicanos compiten por el Distrito 3, que cubre el este del condado. El distrito incluye gran parte del este de Yakima, Terrace Heights y una franja del Valle Bajo desde el este del río Yakima hasta Mabton y Grandview.

Sólo los votantes que viven dentro del Distrito 3 participan en las elecciones primarias. En las elecciones generales, el cargo dependerá de la votación en todo el condado. En estas elecciones no se eliminará a nadie porque sólo hay dos candidatos.

Los comisionados tienen un mandato de cuatro años de tiempo completo y reciben un salario de 110 mil 268 dólares al año. Supervisan las operaciones diarias del condado, incluyendo un fondo general de 70 millones de dólares que forma parte de un presupuesto operativo general de 271 millones de dólares anuales.

Los comisionados también forman parte de la Junta de Salud del Distrito de Salud de Yakima, que ayuda a diseñar y orientar la política de salud pública.

El condado se enfrenta a varios desafíos. Hay problemas presupuestarios derivados de la pandemia. El sistema de correccionales tuvo grandes recortes -unos 7 millones de dólares- cuando otras ciudades y condados dejaron de enviar a los presos para ser alojados bajo contrato.

Mientras tanto, el condado trabaja para ayudar a las personas sin hogar y persiste la violencia de las pandillas.

Linde, de 60 años, fue anteriormente director de servicios del personal médico del Hospital Astria Sunnyside. Antes de eso, fue un productor lechero por mucho tiempo en el Valle Bajo.

Torres, de 44 años, lidera un negocio de contratación general con su marido, trabaja como directora de recursos humanos y realiza otras tareas de oficina en la empresa de fertilizantes de su padre -Husch & Husch- en Harrah.

Tanto Torres como Linde estaban entre los tres principales candidatos del Partido Republicano para cubrir la vacante en la comisión dejada por Norm Childress, quien murió de cáncer de páncreas en septiembre.

El comisionado Ron Anderson y la excomisionada Vicki Baker nombraron a Linde en vez de Torres y de Jim Restucci, el antiguo concejal de Sunnyside.

Después de la pandemia

Linde dijo que su primer objetivo sería presionar al gobernador Jay Inslee, ya sea a través de proclamaciones locales, cartas o discusiones, para que levante todas las proclamaciones relacionadas a la pandemia, de modo que los negocios, iglesias y escuelas puedan funcionar como lo hacían antes de la pandemia.

Hasta ahora, la mayoría de las empresas volvieron a funcionar con normalidad, pero todavía se requieren mascarillas en algunos entornos, como escuelas y centros de salud. Las personas no vacunadas deben usar cubrebocas.

“Hemos visto que se han levantado algunas (proclamaciones), pero aún queda mucho por hacer”, dijo Linde, y añadió que quiere que se eliminen totalmente los requisitos de usar mascarilla.

Torres dijo que la reapertura total sería también su prioridad.

Moratoria de desalojos

Los proveedores de servicios temen que se produzca un aumento significativo de personas sin hogar cuando se levante la moratoria estatal sobre los desalojos.

Linde dijo que la moratoria debe levantarse.

El condado recibió mucho dinero en ayudas para alquiler, se aumentó la capacidad de refugio y el desempleo bajó al 5,2% en el estado, recalcó.

“Así que, la mayoría de las personas deben tener para pagar su alquiler”, señaló.

Linde agregó que no todos los arrendadores son ricos. “Tenemos muchos propietarios que sólo tienen una o dos propiedades que alquilan”, expuso.

El condado recibió 2,8 millones de dólares en ayudas para alquiler relacionadas con COVID-19, dijo Esther Magasis, directora de Servicios Humanos del condado.

La tasa de desempleo en el condado de Yakima fue del 6,6% en mayo, en comparación con el 12,3% en mayo de 2020, según el Departamento de Seguridad Laboral del estado.

Torres está de acuerdo en que la moratoria debe levantarse, diciendo que ha sido difícil para los arrendadores y para los inquilinos.

Nota del editor: Esta noticia fue editada para su publicación en español. La noticia original en inglés está en www.yakimaherald.com

Load comments