Cantante Lalo Mora

El cantante Lalo Mora recibió la vacuna contra la COVID-19 en una campaña de vacunación en zonas rurales de su estado natal, Nuevo León, México.

A cinco meses de luchar contra el coronavirus, el jueves por la mañana Lalo Mora fue vacunado contra la COVID-19 en el municipio que lo vio nacer: Los Ramones, Nuevo León.

El cantante de 74 años recibió la primera dosis como parte del tercer día de vacunación a adultos mayores en municipios rurales del estado y a más tardar en un mes espera la aplicación de la segunda.

"Llegamos ahí como a las 10 de la mañana y como para las 11 ya lo estaban vacunando, pero tuvo que permanecer en el lugar como media hora para ver que no tuviera ninguna reacción", comentó Esmeralda Mora, hija del llamado "Rey de Mil Coronas".

"Lo pueden ver más repuesto, él ya subió de peso, también ya se le ve color en la cara porque estaba muy pálido, estaba un poquito anímico, pero ya está bien".

El intérprete de "Laurita Garza" sostuvo una férrea lucha contra el virus y debido a que presentó problemas para respirar fue internado el 16 de agosto en el Hospital San José.

Debido a su cuadro de salud, Lalo fue intubado, pero hoy su recuperación es notable.

"Todavía no camina al cien por ciento, pero ya anda solo para todos lados, bendito Dios", señaló su hija.

Además de Lalo, su esposa Aurora Lozano, también fue vacunada.

"Sí, teníamos un poquito de temor de ponerle la vacuna y ver qué reacción tenía. Estaba demasiado débil cuando salió del hospital, no caminaba, ahorita ya puede andar por su propio pie, de repente sí se cansa, pero ya anda caminando".

Le urge volver a los escenarios

Lalo Mora se siente fuerte para regresar a los escenarios e incluso ya se toma sus tequilas.

"Él ya quiere empezar a trabajar, ahorita sabemos que todavía no se puede, pero nosotros sus hijos tenemos reservas de que él vuelva a trabajar. Ya quiere salirse, quiere ir a cantar, no lo podemos detener porque él hace lo que él quiere siempre", agregó Esmeralda.

Tras su salida del hospital, comentó que su padre tenía dificultades para hablar por el daño que le causó estar intubado.

Incluso al principio, ya estando en su casa, no tenía ni humor para cantar.

"Yo lo oigo bien. Al principio sí tenía muy débil su voz, se le escuchaba cansado, de hecho por mucho tiempo no se animaba a cantar, pero ahorita ya canta, ya hasta se echa sus tequilas también", agregó.

Load comments