Foto banderas

Previo a reunión de mandatarios de México, Estados Unidos y Canadá, empresarios de esos países pidieron garantizar la seguridad energética de la región.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, junto con sus homólogos de Estados Unidos, Joseph Biden, y de Canadá, Justin Trudeau, sostendrán la primera reunión trilateral el 18 de noviembre en Washington, en la IX Cumbre de Líderes de América del Norte.

Previo a este evento, empresarios de los tres países sostuvieron reuniones virtuales donde instaron a enfocarse en promover una agenda de competitividad, resiliencia, innovación y sustentabilidad en América del Norte y comprometerse con la cabal implementación del Tratado Comercial de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En estas participaron Lance Fritz, presidente del Consejo, presidente y CEO de Union Pacific Corporation y Líder del Comité de Comercio y Asuntos Internacionales del Business Roundtable; Juan Gallardo Thurlow, presidente del Consejo de CULTIBA y líder del Comité de Asuntos Internacionales del Consejo Mexicano de Negocios; y Don Lindsay, presidente y CEO de Teck Resources Limited y presidente del Business Council of Canadá.

"La reunión trilateral de líderes llega en un momento crítico para nuestro continente, ya que nuestros países continúan trabajando juntos para responder a la pandemia de COVID-19, fortalecer las cadenas de suministro y garantizar una América del Norte competitiva y próspera", señalaron.

Comentaron que la ratificación del T-MEC el año pasado permitió establecer las bases para la competitividad y la prosperidad de las economías.

"El pleno cumplimiento de los compromisos del acuerdo posicionará a los tres países para competir en una economía global", señalaron.

Los empresarios exhortaron a los líderes de la región a una agenda trilateral para mejorar la competitividad y el liderazgo en innovación de América del Norte.

También trabajar en la colaboración para atender el cambio climático y garantizar la seguridad energética de América del Norte.

Otro punto es aprovechar el T-MEC para establecer cadenas de suministro regionales diversas, flexibles y resilientes; mejorar la independencia energética y la sostenibilidad; apoyar la economía digital y facilitar el comercio en beneficio de empresas, agricultores y trabajadores en los tres países.

Load comments