Después de tres semanas, el jueves trabajadores de Allan Bros. pusieron fin a la huelga luego de lograr un acuerdo con la planta empacadora de fruta en Naches.

El acuerdo fue firmado por el director ejecutivo, Mile Kohl, el director de Recursos Humanos, Juan Gaytán, y siete miembros del comité de trabajadores en huelga, dijo Agustín López, uno de los miembros.

"Este acuerdo es lo más importante para nosotros, la empresa está reconociendo el comité para representar a todos nuestros compañeros, nos permite continuar negociando dentro de la empresa las demandas de aumento de sueldo, mejorar condiciones de trabajo, saneamiento, protección y que se respeten nuestros derechos como trabajadores de la empresa”, mencionó López.

Las negociaciones para este acuerdo comenzaron después de que el martes trabajadores en huelga de esta y otra planta empacadora del Valle de Yakima fueron a Olympia a entregar sus quejas a las autoridades estatales. Al día siguiente, representantes de la compañía reanudaron negociaciones con el comité para finalizar con la firma el jueves.

“Valió la pena nuestra lucha y los esfuerzos, nuestra lucha sigue. Pero este acuerdo nos demuestra que sí podemos lograrlo después de 22 días sin trabajar, sin tener dinero y de aguantar intimidaciones, no nos rendimos”, comentó Romina Medina, integrante del comité.

López dijo que los miembros del comité y sus compañeros en huelga aceptaron el acuerdo. “Estamos satisfechos porque con este este documento legal aceptaron nuestras condiciones, y estamos seguros de que vamos a lograr todas nuestras demandas, regresaremos con fuerza a la mesa de negociaciones en julio”.

Para Mendoza, los sacrificios de dos trabajadores en huelga de hambre y los esfuerzos de los 34 trabajadores que se mantuvieron en paro laboral por 22 días tuvieron su recompensa, “nunca bajamos la guardia a pesar de que trataron de ponernos obstáculos para que dejáramos de protestar y regresáramos a trabajar, estuvimos aquí con el apoyo de la comunidad que nos trajo comida y agua, nuestra lucha fue el ejemplo para que compañeros de otras empresas también salieran, unidos podemos lograr todo”.

Según López el acuerdo que lograron es parecido al que firmaron en Monson la semana pasada y esperan que otros huelguistas también logren sus objetivos.

“Este triunfo es muy importante, necesitábamos que se nos reconocieran como comité que lucha por defender los derechos de todos los trabajadores, no solo por los que seguimos en huelga, sino por todos los compañeros de la empresa. Que escuchen nuestra voz...para que nuestro trabajo se reconozca, (para) no tolerar malos tratos o intimidaciones, vamos a comprobar que se sigan las reglas de salud, que se nos proteja, vamos a documentar todo”, agregó López.

La huelga de Allan Bros. estalló el jueves, 7 de mayo, cuando 115 trabajadores pararon labores en medio de la pandemia después de enterarse que habían dado positivo a coronavirus trabajadores de la compañía. Los trabajadores en huelga denunciaron la falta de protección y reglas de distanciamiento social, además pedir pago extra por trabajar en riesgo, y reconocimiento como trabajadores esenciales. Al siguiente día la empresa cerró las instalaciones, se hizo un saneamiento e implementaron medidas de higiene y distanciamiento social.

En videos que sean compartieron en redes sociales, los huelguistas dijeron sentirse muy orgullosos de su lucha, y piensan seguir apoyando a otros compañeros en huelga.

“Estar en huelga fue muy difícil económica y físicamente, pero yo lo volvería a hacer, he aprendido mucho y pienso seguir adelante porque unidos se logra todo, ¡sí se pudo!”, dijo Medina. Los trabajadores reanudarán sus actividades laborales el lunes.

Esta huelga, la primera de seis en el Valle de Yakima durante la pandemia de coronavirus, es también la primera que se levantó después de la última huelga que vio el Valle de Yakima en la planta Snokist en Terrace Heights, en 2004.

— Esta noticia será actualizada.

Load comments