Sting

Si alguien puede enorgullecerse de vivir un matrimonio apasionado con sus canciones, especialmente con las consideradas grandes éxitos, es Sting.

La estrella británica, de 67 años y quien lo ha logrado todo en la música, acaba de lanzar el álbum My Songs.

En él explora versiones renovadas de clásicos como "Fields of Gold", "Message in a Bottle", "Englishman in New York", "Every Breath You Take", "Fragile" y "Roxanne", entre otros.

"Algunas de las canciones que revisé no necesitaban muchos cambios, aparte de su sonido, porque la estructura era correcta. En otras vi 'errorcitos', pequeñas cosas que siempre quise cambiar, y ahora pude hacerlo.

"Yo no trato el trabajo grabado como una reliquia, no es algo sagrado ni una pieza de museo. Sólo es el comienzo de una relación", señaló el ex líder de The Police en entrevista vía correo electrónico.

Veterano de los escenarios internacionales, Gordon Matthew Thomas Sumner (su nombre real) toma tan en serio sus creaciones, que las define como vínculos con los que ha aprendido a realcionarse con el tiempo.

"A menudo grabas una canción la misma semana, incluso el mismo día que la escribes; esa es una primera cita, y una primera cita es muy emocionante, pero no tiene mucha profundidad. Después de cantar la canción día tras día, semana tras semana, año tras año, aprendes más sobre ella.

"La canción es un organismo vivo, que respira, y cada vez que la cantas, la redescubres. Le inviertes pasión, curiosidad, y lo he estado haciendo durante años, por lo que este álbum es el resultado de esa exploración, si lo deseas, de esas relaciones", explica.

Al igual que disfruta esa intimidad con su obra en el estudio de grabación, el ganador de 17 Grammy, el Globo de Oro y el Emmy, y cuatro veces nominado al Óscar por sus composiciones, cuenta que también, en cada concierto, sus canciones siempre suenan distintas.

Dice que la banda que lo acompaña en la gira hace muy divertida cada experiencia.

"Estoy muy orgulloso del álbum, pero lo más importante es que fue divertido hacerlo. Mi voz es muy diferente a la de hace 10, 20, 30 años... a la voz que tenía hace 40 años.

"Es como un vino: un vino más viejo tiene más textura, es más rico, tiene una historia más interesante que contar. Entonces, los discos de hoy suenan muy diferentes a los del pasado".

La crítica ha expresado que el disco goza de una frescura inusual y tal vez eso se deba a que se renovaron arreglos musicales que hacen armonía con la voz actual del cantautor.

"Creo que el nuevo material suena mucho más claro, es muy contemporáneo, las canciones podrían haberse escrito hoy. Ha sido divertido compararlas con las anteriores, pero prefiero las nuevas versiones", destaca Sting.

Nunca pensó invitar a sus colegas Andy Summers y Stewart Copeland a grabar los temas del álbum que pertenecen a The Police, porque el círculo quedó cerrado con la gira de reunión, y de despedida, de 2007 a 2008.

Las primeras fechas de su gira serán en Europa y en 2020 tendrá una residencia en Las Vegas.

Load comments