210910-es-news-ificanyoucan-1.jpg

Néstor Hernández, un agente de bienes raíces bilingüe en Nestor Homes, posa para un retrato, el 30 de agosto, en su oficina en 105 E. E St. en Yakima.

Le invito a que descubra la historia de Néstor Hernández, agente inmobiliario, actual miembro de la Junta de Revisión Comunitaria de la ciudad de Yakima, expresidente de la Cámara de Comercio Hispana de Yakima (2000-2014) y miembro activo de la Cámara de Comercio de Yakima.

¿Cómo inició su aventura en Estados Unidos?

En 1989, terminé la secundaria en mi tierra, Oaxaca, México, y decidí venirme a trabajar una temporada a Estados Unidos para ganar muchos dólares. Llegué con veinte dólares en el bolsillo. Era un chamaco de 17 años, sin ninguna experiencia sobre los gastos que tendría que cubrir, pensé que sería muy sencillo trabajar y regresarme con un montón de dólares a México. La vida me enseñó que no sería así de simple.

¿A qué barreras se enfrentó al no hablar inglés?

Trabajé en el campo, en la limpieza, en trabajos donde no necesitaba hablar inglés. Desde que llegué tuve muy claro que mi propósito era aprender a hablar inglés. Luché mucho para trabajar donde hubiera gente que hablara el idioma para escucharlos y, poco a poco, ir aprendiendo por mi propia cuenta ya que en México aprendí lo básico del idioma.

¿Qué tipo de empleos ha tenido?

Mi primer trabajo fue en un restaurante de hamburguesas de comida rápida en el que fui creciendo laboralmente a lo largo de 12 años. Empecé limpiando, después trabajé en la cocina y, con empeño por aprender el idioma, con los años llegué a ser gerente. Alguna vez le propuse a mis patrones hacer los menús bilingües y se rieron de mí, pensaron que no tenía razón. Después decidí buscar en un supermercado. Hace 25 años fui de los primeros hispanos en trabajar en el Fred Meyer de Yakima. Hoy, me siento muy orgulloso de dedicarme al negocio de bienes raíces.

¿Ha enfrentado algún tipo de discriminación laboral?

A inicios de la década de los noventa empecé a trabajar, las cosas en Yakima no eran nada sencillas, me tocó vivir el racismo y experimentar malos comentarios de los clientes. El racismo siempre ha existido, aunque digan que no. Los clientes no me trataban igual que a otros empleados y se quejaban porque no podía expresarme con la facilidad que ellos esperaban, así que desafortunadamente por falta del buen manejo del inglés, perdí mi empleo.

¿Cómo logró comprar su primera casa?

Una vez que empecé a dominar el inglés, mi siguiente objetivo fue tener mi propia casita. Trabajé y ahorré mucho para poder comprarla. En aquellos tiempos los bancos te apoyaban si tenías trabajo y, por supuesto, si no tenías deudas. Los trámites eran muy sencillos ya que lo importante era demostrar que eras bueno para pagar. Con la ayuda de un agente inmobiliario pude comprar mi primera casita en el centro de Yakima.

¿Qué le motivó a iniciar su carrera laboral en el área inmobiliaria?

Durante el trámite para comprar mi primera casita, me di cuenta de que quería dedicarme a vender casas y ayudar a la gente como lo hizo el agente inmobiliario conmigo. Le pregunté al agente qué tenía que hacer para vender casas y me aconsejó que tomara un curso. Todo era en inglés, así que tuve que estudiar mucho para pasar la prueba y lograr que el estado me otorgara mi licencia para vender casas.

210910-es-news-ificanyoucan-2.jpg

Néstor Hernández, un agente de bienes raíces bilingüe en Nestor Homes, posa para un retrato, el 30 de agosto, en su oficina en 105 E. E St. en Yakima.

¿Qué tuvo que aprender para convertirse en agente inmobiliario?

Aprendí sobre las leyes y contratos de bienes raíces, su historia y matemáticas. Todo en inglés. Nuevamente, el idioma fue mi gran reto, yo solito aprendí a leer y escribir. Leía todos los días el periódico, escuchaba la radio, hasta que poco a poco empecé a manejarlo mejor. Pase la prueba a la primera y estaba emocionado y listo para iniciar mi trabajo.

¿Qué es lo que más disfruta de su trabajo?

Hay mucha gente que requiere los servicios bilingües y apoyo para quienes no hablan inglés. Tengo 23 años vendiendo casas y ayudando a mi gente. Actualmente, trabajo como agente en Jody Hurst and Associates, y tengo mi propio negocio que se llama Nestor Homes, en donde administro propiedades de renta de otras personas, así como mis propiedades.

¿Qué le aconseja a los hispanos sobre invertir su dinero en propiedades?

Nunca es tarde para construir un patrimonio. Históricamente invertir en bienes raíces siempre tiene la posibilidades de ganar. Yo me dedico a ayudar a la gente a hacer sus sueños realidad. Estudié un curso en el estado de Washington para dar clases de cómo la gente puede comprar su casa y les explico cómo funciona el sistema para que puedan aplicar y lograr tener su casa.

¿Alguna vez pensó que iba a lograr lo que hoy tiene?

Yo lo deseaba, era mi meta. Siempre me imaginé disfrutando de mi casa, mi familia, y teniendo mis propios bienes para salir adelante.

Load comments