Creo que estarán de acuerdo conmigo si les digo que este verano ha sido un poco diferente. Durante los últimos seis meses no he visitado a mis vecinos, ni a mis familiares de España, ni a muchos de mis compañeros de trabajo.

En las Bibliotecas del Valle de Yakima hemos estado usando mascarillas, lavándonos las manos múltiples veces al día y manteniendo la distancia física cuando así se requiere.

No tardamos mucho en darnos cuenta de que los mensajes de texto y los correos electrónicos nunca reemplazarían las conversaciones de antaño, donde platicar o reunirnos con nuestros amigos y familiares era algo cotidiano y normal.

En el confinamiento, también aprendimos a trabajar a distancia, a comunicarnos por videoconferencia, a disfrutar cuentos a través de Facebook o a leer libros de la biblioteca sólo en versión digital. Muchas cosas que antes hacíamos en persona, se han tenido que hacer de otra manera. Es lo que las autoridades llaman, la nueva normalidad.

En las Bibliotecas del Valle de Yakima mantenemos viva nuestra misión de seguir proporcionando y poniendo a su disposición los mejores servicios y recursos informativos y educativos, y seguimos creyendo firmemente que ha habido y habrá muchas más oportunidades para seguir descubriendo nuevas formas de disfrutar y aprender durante la pandemia.

Por ejemplo, durante los meses en que los niños han ido a la escuela sin moverse de casa, las Bibliotecas del Valle de Yakima han establecido acuerdos para compartir nuestros libros y audiolibros digitales con algunos distritos escolares a través de la aplicación Sora. Por el momento, esta aplicación está disponible en los distritos escolares de Selah, Yakima, West Valley, Sunnyside y Union Gap.

De la misma manera, muchos de nuestros usuarios jóvenes y menos jóvenes, han usado este tiempo para aprender un segundo idioma (o para mejorar el que hemos intentado aprender por años) con nuestra aplicación de enseñanza de idiomas, Mango.

Como es sabido, desde mediados de marzo, los 16 edificios de las Bibliotecas del Valle de Yakima han estado cerrados al público. Ha sido un tiempo sin usuarios, sin programas presenciales, sin nadie mirando los estantes. En pocas palabras, los hemos extrañado mucho.

En este momento, el personal y los administradores de la biblioteca estamos mirando de nuevo hacia el futuro, planificando los servicios y programas para el próximo año y, ustedes, como siempre, son la parte más importantes en este proceso. Queremos y deseamos brindarles los mejores servicios bibliotecarios posibles. Para eso, necesitamos saber lo que les gusta de la biblioteca y lo que creen que debe cambiarse. Lo único que le pedimos es que complete una pequeña encuesta.

La encuesta estará disponible en línea (www.yvl.org) y en papel, desde el 5 de octubre hasta el 24 de octubre. Las encuestas en papel les serán entregadas cuando recojan los libros y otros materiales bibliotecarios a través del servicio de entrega sin contacto en todos nuestros edificios. Una vez rellenadas, deben depositarlas en el buzón de recogida de su biblioteca.

Recuerden, sus comentarios son extremadamente importantes para nosotros.

¡Se me olvidaba algo, también muy importante! Al rellenar la encuesta, tendrán la opción de agregar su número de teléfono o dirección de correo electrónico para poder participar en el sorteo de tres tabletas.

¡Muchas gracias por sus opiniones y participación!

Esta columna representa la opinión del columnista y no necesariamente la de El Sol de Yakima.

Load comments