Yakima Police Chief Murray

Matthew Murray juramentó como jefe de la policía de Yakima el 1 de mayo.

A menos que surga algo imprevisto, Matt Murray comenzará como nuevo jefe de policía de Yakima el 1 de mayo.

Le deseamos lo mejor y esperamos, por el bien de la ciudad, que disminuya la controversia en torno a su contratación y que pruebe que será un líder eficaz, pese a las preocupaciones descubiertas en torno a su conducta en el Departamento de Policía de Denver, la que provocó que le bajaran de rango.

Yakima necesita un líder con ética, fuerte y comprometido para dirigir el departamento de policía, luego del desempeño de los dos jefes anteriores, Sam Granato (con varios acuerdos legales costosos) y Dominic Rizzi (con un pago considerable tras ser despedido).

¿Será que Murray podría ser una buena opción, pese a su pasado? Cliff Moore, el administrador de la ciudad, considera que sí. Es por eso que lo contrató solo a pocos días de presentarse con el grupo de cinco aspirantes que se reunió brevemente con personal del departamento y de la ciudad, así como con residentes, pero que no fue sometido a una investigación completa.

Como resultado, el público y la Asociación de Patrulleros de la Policía de Yakima aún tienen preguntas válidas sobre el proceso de contratación y la falta de trans-parencia por parte de Moore y Murray sobre lo que ocurrió en Denver.

Se sabe que después de una investigación de dos años, Murray fue exonerado pese a los hallazgos del fiscal de distrito de la ciudad por mal manejo de un caso de agresión sexual que involucra a un oficial y aparentes violaciones a una solicitud de registros públicos.

No fue sino hasta que la prensa investigó el caso de Murray en Denver y hasta que la concejal Kay Funk cuestionó a Moore en una conferencia de prensa que los residentes de Yakima supieron acerca de los cargos en contra de quien alguna vez fue el subjefe del Departamento de Policía de Denver y que al momento de ser contratado en Yakima apareció como teniente.

Tal falta de sinceridad de Murray, quien en varias ocasiones aplazó sus comentarios sobre Denver ante Moore, es preocupante y, desde luego, no es la mejor manera de comenzar su cargo como jefe de la policía de Yakima.

Consideramos que sería conveniente que Murray abordara directamente los problemas que se presentaron en Denver y explicara por qué la investigación del departamento del alguacil determinó que su “mala conducta demostrada tuvo un efecto negativo en las operaciones y la imagen profesional” de la policía de Denver.

Nos gustaría que Murray respondiera a la evaluación del fiscal de distrito de Denver de que su manejo de una solicitud de registros públicos fue “descuidado, arrogante y negligente”.

También que contestara al hecho de que, aunque el Departamento de Policía de Denver lo exoneró después de una investigación que le costó a la ciudad 100 mil dólares, el nuevo jefe de policía reconoció ante el canal afiliado de ABC en Denver que “queremos asegurarnos de no cometer estos errores en el futuro”.

Y para continuar, nos gustaría escuchar públicamente que Murray respetará la ley de registros públicos de nuestro estado y que será un líder transparente, tanto públicamente como dentro del Departamento de Policía de Yakima.

A su vez, que hará un esfuerzo consciente para involucrar a todos los sectores de la comunidad (un grave defecto de Rizzi) y no tendrá favoritos dentro del departamento ni fomentará una actitud de exclusión y disensión (la mayor debilidad de Granato).

Y que continúe con las acciones de la “policía comunitaria” que comenzaron bajo el liderazgo del jefe interino Gary Jones.{div class=”subscriber-only”}Murray, también necesita hacer un esfuerzo para mejorar la diversidad en el departamento de policía, ya que solo el 25.7 por ciento de los oficiales de Yakima son latinos (65 por ciento son blancos) en una ciudad en la que el 45.8 percent Hispanic population.{/div} {div class=”subscriber-only”}Murray es el tercer jefe de policía que viene de afuera. Sus antecesores no se comprometieron ni realizaron cambios significativos, así que el próximo jefe de policía tendrá la tarea de romper con ese ciclo.

Los miembros de la junta editorial de Yakima Herald-Republic son Bob Crider y Sam McManis.{/div}

Los miembros de la junta editorial de Yakima Herald-Republic son Bob Crider y Sam McManis.

Load comments