210225-es-news-inmigrationreform-1

En esta foto de archivo, miembros de la comunidad se manifiestan en favor de los inmigrantes sin estatus legal.

Las esperanzas por tener una reforma migratoria aumentaron la semana pasada cuando el gobierno del presidente Joe Biden y demócratas del Congreso presentaron el nuevo proyecto de ley de inmigración que podría ofrecer la legalización a más de 11 millones de personas indocumentadas que viven en Estados Unidos.

El proyecto incluye la residencia permanente inmediata para los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados durante la Infancia (DACA) y para las personas en el programa Estatus de Protección Temporal (TPS), publicó Associated Press.

Además, la legalización de personas que han vivido en Estados Unidos hasta antes del 1 de enero de 2021, con un camino de cinco años para obtener un estatus legal temporal si pasan verificaciones de antecedentes, pagan impuestos y cumplen con otros requisitos básicos; y después de otros tres años, podrían obtener la ciudadanía, reportó Associated Press.

Para especialistas y activistas locales, este nuevo proyecto de ley abre las expectativas para la comunidad migrante en esta región.

“Esta es una ley comprehensiva que incluye todo por lo que los grupos activistas y pro migrantes hemos luchado por años, pero debemos ser cautelosos, porque seguramente tendrá mucha oposición en el Senado”, dijo el doctor en Ciencias Políticas, Martín Meráz García, profesor de Estudios Chicanos en Eastern Washington University.

Martín Meráz García

Martín Meráz García, profesor de Estudios Chicanos en Eastern Washington University.

Según el catedrático, aunque el plan ofrece una de las vías más rápidas hacia la ciudadanía en comparación con otras propuestas, “hay que esperar a ver qué sucede, pues con el presidente Obama también los demócratas eran la mayoría en el Congreso y no se aprobó la reforma migratoria. Y esta nueva ley tendrá oposición y eso podría frenarla”.

Meráz García explicó que la propuesta no ofrece mejorar la seguridad fronteriza y este tema es muy importante para los republicanos. “Sin una mejor seguridad fronteriza, el proyecto puede toparse con dificultades en el Congreso, los republicanos quieren seguir militarizando la frontera, y esto lo van a querer incluir”, agregó.

El profesor mencionó que la última amnistía la aprobó el presidente Ronald Reagan en 1986. “Desde entonces, tanto los republicanos como los demócratas, no llegan a un acuerdo en las negociaciones, y ahora tenemos un problema más grande e injusto para trabajadores migrantes”.

Comentó que no cree que se vayan a aprobar todos los puntos en el nuevo proyecto, pero los demócratas tienen otros recursos. Pueden usar “la Conciliación Presupuestaria, con esta herramienta los demócratas podrían aprobar por partes la ley de inmigración, pues con esto solo necesitan tener la mayoría de los votos que son 50 y el desempate lo haría la vicepresidenta Harris, y no necesitan los 60 votos del Senado”

La noticia del proyecto migratorio fue aplaudida por activistas y organizaciones pro inmigrantes en el Valle de Yakima.

Giovanni Severino, organizador político de Progreso, una organización hermana de Latino Community Fund, mencionó que lo más importante del proyecto en el Congreso es que se proteja y de prioridad a quienes por años han estado trabajando y contribuyendo con el país, sobre todo, trabajadores esenciales durante la pandemia.

Giovanni Severino

Giovanni Severino, organizador de Progreso, organización hermana de Comunity Latino Fund.

“Se debe de apoyar a trabajadores agrícolas y de tiendas de comestibles porque han dado todo su tiempo y esfuerzo para que haya comida en el país, también los cuidadores y los de limpieza, ellos no han dejado de laborar aun arriesgando sus vidas, es justo que se les legalice por todo lo que han hecho”.

Señaló que organizaciones locales están planeando actividades para apoyar a los estados donde los senadores se oponen a la propuesta demócrata. “Nuestro estado tiene dos senadoras que están a favor, pero vamos a apoyar grupos pro inmigrantes para presionar a los políticos que no quieren dar su voto. Ya es necesaria una reforma migratoria para arreglar el grave problema de inmigración que tenemos, y esta propuesta de ley una nueva esperanza”, puntualizó.

Load comments