La oposición de los vecinos terminó con el plan para construir un campamento de casas pequeñas para personas sin hogar en Terrace Heights.

El plan tenía prevista la construcción de hasta 25 casas en 2.5 acres detrás de Spirit Alive Church en 3601 Mountainview Ave. Los residentes tendrían que cumplir ciertos requisitos y respetar el reglamento del lugar.

Los proveedores de servicios de Camp Hope y Yakima Valley Partners Habitat for Humanity se asociaron con la iglesia para llevar a cabo el proyecto.

Pero el plan se topó con una fuerte oposición de los residentes de Terrace Heights cuando se hizo público.

En las páginas de Facebook del Yakima Herald-Republic (que publicó esta noticia en inglés) y de la comunidad de Terrace Heights se publicaron cientos de comentarios, algunos a favor y otros en contra del proyecto.

Dos vecinos se quejaron del proyecto ante los comisionados del Condado de Yakima durante su reunión de trabajo del 27 de agosto.

El pastor Jeff Allen dijo que la oposición condujo a una protesta en su iglesia y alejó a algunos miembros de la misma.

Publicar un artículo sobre el plan antes de obtener la opinión de los residentes fue perjudicial, dijo.

"En este momento no tenemos intención de llevar a cabo un proyecto de casas pequeñas", confirmó Allen.

Pero otras iglesias de la zona están interesadas en un proyecto similar, dijo el director ejecutivo de Camp Hope, Mike Kay.

"Simplemente las construiremos en otro lugar", mencionó Kay. "No vamos a echarnos para atrás. Es un buen plan".

Estigma

Kay dijo que la oposición refleja un estigma que ha obstaculizado este tipo de proyectos durante años en la zona de Yakima.

También comentó que las quejas de los residentes sobre el plan eran injustas e inexactas.

El vecino Rick Ringer dijo a los comisionados que no sabía nada del proyecto hasta que leyó el artículo del Yakima Herald-Republic.

"Creo que esto sería una combinacion horrible", dijo. "Afectaría el valor de la propiedad. En algún momento querré vender mi casa y no voy a ganar lo que podría si hay un campamento de 25 unidades para indigentes ... ese es mi vecino: 25 unidades hacinadas en 2.5 acres".

El propietario de una empresa de construcción, Mark Jones, quien planea construir "una casa de medio millón de dólares" en su terreno cerca del lugar, dijo a los comisionados que un campamento de casas diminutas para desamparados solo traería problemas.

"He pasado por otros sitios como estos. He pasado en auto por North First Street. Hay gente durmiendo en la acera. Hay gente saltando delante de los coches porque están drogados con algo; no se trata de poner esto en el estacionamiento de la iglesia de alguien o en la parte trasera de su área y dejar que la gente se ocupe de esto más tarde", dijo Jones. "Así que, si les gusta lo que están viendo en North First Street, eso es lo que van a replicar en Terrace Heights".

Los residentes del pueblo no serían sacados directamente de las calles, dijo Kay.

"No se va a meter en las casas a gente que se ha visto involucrada en lo que está pasando en North First Street", dijo. "No es un albergue para indigentes".

El sondeo de Point-In-Time más reciente, realizado en 2020, documentó 663 personas sin hogar en el condado Yakima. Más de una cuarta parte –180– vivían en las calles.

Kay y Allen dijeron que les entristecían los comentarios negativos hacia las personas sin hogar.

Kay dijo que un vecino colocó carteles en una valla cerca de la iglesia que decían: "No queremos vivir junto a los cerdos de una granja porcina".

Avanzando

Los comisionados del condado Yakima, Ron Anderson y Amanda McKinney, dijeron que les gusta el concepto detrás del plan de las casas pequeñas, pero que el público necesita más información previa sobre ese tipo de proyectos.

"Aplaudo a Mike por querer seguir avanzando para resolver la situación de los indigentes", dijo Anderson.

Este tipo de proyectos necesitan la participación de la comunidad, declaró McKinney.

Anderson señaló que le hablaron del proyecto sin tener una idea clara de cuándo se haría realidad.

McKinney aseguró que se enteró dos días antes de que se publicara la noticia.

El departamento de planificación del condado no había sido notificado sobre el proyecto. Eso hizo que los vecinos creyeran que se iba a llevar a cabo sin una audiencia pública o sin sus aportaciones, dijo McKinney.

"Siempre es importante conseguir primero mucho apoyo", comentó. "Los vecinos no lo sabían. Queremos que todos en la comunidad sepan que hay un proceso".

Load comments