Restaurante

No más mascarilla para personas completamente vacunadas. Al menos, en la mayoría de entornos.

Y es que el gobernador Jay Inslee indicó que el estado de Washington seguirá las recomedaciones de que las personas totalmente vacunadas no necesitan usar cubrebocas en interiores y exteriores, con algunas excepciones, según dieron a conocer los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) el jueves.

Esto significa que quienes están completamente vacunados pueden dejar de usar cubrebocas en tiendas, restaurantes y negocios, entre otros lugares. También al aire libre.

Asimismo, los eventos deportivos y reuniones, como bodas por ejemplo, podrán realizarse sin límite de capacidad con personas totalmente vacunadas.

Las personas completamente vacunadas “estarán libres de restricciones estatales en interiores y exteriores”, subrayó Inslee.

"Pueden hacer sus actividades como lo hacían antes de la pandemia", dijeron los CDC.

Pero, aun se pedirá el uso de mascarilla en transporte público, hospitales, refugios, escuelas, centros de cuidado a largo plazo, correccionales, entre otros lugares que marcan los CDC.

Y todavía los negocios podrían solicitar el uso de mascarilla, dijo Inslee. Esto también aplica a los empleadores. Las personas que deseen seguir usando el cubrebocas por seguridad, pueden hacerlo.

Este es un “incentivo” para que la población se vacune.

La vacuna "es su boleto a la libertad", subrayó Inslee.

Una persona completamente vacunada es aquella que recibió las dos dosis de la vacuna Pfizer o Moderna y ya pasaron dos semanas después de que se le aplicó la segunda dosis. También es quien recibió la vacuna de una dosis de Johnson & Johnson y ya transcurrieron dos semanas desde que se la administraron, según los CDC.

Inslee ni el secretario de Salud, Umair Shah, hablaron de una forma de probar que alguien ya está totalmente vacunado.

Load comments