Inmigración Yakima

Mick Nelson Janke, integrante de la Red de Respuesta a Inmigrantes en Yakima, sostiene una tarjeta de las tarjetas que repartía en la vigilia "Luces de Libertad" frente a la cárcel del condado de Yakima, el 12 de julio.

Precaución es lo que recomienda la Red de Respuesta de Inmigrantes en Yakima (YIRN por sus siglas en inglés) a migrantes indocumentados el domingo.

Y es que la administración del presidente Donald Trump comienza a realizar operativos en los que agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) se enfocarán en personas con órdenes de deportación, “delincuentes, en especial a los que llama ‘malos jugadores’”, e indocumentados en grandes ciudades, reportó la agencia noticia AP y otros medios a nivel nacional.

“Lo que el presidente está haciendo es crear miedo, es algo psicológico”, afirmó Mary López, integrante de YIRN. Aunque advirtió que “la gente debe tomar las cosas con seriedad, las redadas si están pasando, la ‘migra’ ha estado entre nosotros, nada más que no lo han hecho público”.

En las últimas horas varios grupos pro inmigrantes a nivel nacional y estatal han saturado con videos y folletos digitales las redes sociales para alertar a la comunidad inmigrante, pero, sobre todo, para que estén preparados en caso de que se enfrenten con ICE o estén en una redada.

El condado de Yakima no ha sido la excepción, López posteó en las redes sociales videos e información para que la gente ‘conozca sus derechos y que no abran la puerta’ si los agentes de ICE no tienen una orden de arresto.

“La gente me está pidiendo tarjetas rojas para tenerlas en su cartera”, dijo al referirse a la tarjeta de emergencia de color rojo creada para que inmigrantes indocumentados sepan cómo reaccionar en caso de ser detenidos por agentes de ICE.

Sin embargo, señaló, lo más importante es que no le den un “motivo gratuito a la policía y a ningún agente” por el que podrían ser detenidos, como una multa por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI), por violencia doméstica, manejar sin licencia, sin seguro de automóvil o rebasar el límite de velocidad.

El domingo, dijo, “que no salgan por cualquier motivo. Uno no sabe fechas, horas exactas, no sabemos cuando ICE va a atacar, porque esto es un ataque a las comunidades inmigrantes”.

“La gente conoce su estatus migratorio, que tomen sus precauciones. Sabiendo cómo está la situacion con la administración (de Trump), tomen las precauciones necesarias para proteger a sus niños, a su familia.

Esto es solamente el comienzo, no descartemos de que en nuestro estado va a pasar”, comentó.

La recomendación también la dio a las personas que están dentro de los programas DACA, TPS. “Lo más triste que he visto es perder un estatus temporal’, señaló.

Las fuerzas policiacas locales y ICE

El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, firmó en mayo una nueva ley que prohibe a las agencias policiacas locales preguntar a los residentes sobre su estatus migratorio o lugar de nacimiento, “a menos que (esa información) esté vinculada directamente con una investigación penal”, publicó el diario Seattle Times.

“Tanto las cárceles locales, como las prisiones estatales, tienen prohibido cumplir con las detenciones solicitadas por las autoridades federales de inmigración o notificarles cuando un inmigrante esté a punto de ser puesto en libertad”, detalla la ley, dijo el rotativo.

En el Valle de Yakima, la Oficina del alguacil del condado de Yakima informó a este medio que “concentra sus esfuerzos de aplicación de la ley para los habitantes del condado de Yakima. Nuestro presupuesto es muy limitado y usamos ese dinero para problemas locales, haciendo cumplir las leyes del condado y estatales. ICE es parte del gobierno federal y tiene un presupuesto ilimitado para combatir los problemas federales. La inmigración es un asunto federal”, dijo el oficial de información pública, Casey Schilperoort, mediante un correo electrónico.

“La Oficina del alguacil no participará en ninguna operación de ICE”, dijo Schilperoort, a menos que se comprometa la seguridad de alguno de los oficiales.

Al pedirle un mensaje para la comunidad inmigrante, Schilperoort expresó que los oficiales del alguacil están para ayudar a la comunidad en materia de seguridad. “Por favor, no tenga miedo de llamarnos si nos necesita. Por favor, no permita que lo presione alguien a no llamarnos. Estamos aquí para protegerlo e investigar cualquier crimen(s) de los que pueda ser víctima. Nuestra preocupación no es cuál es su estatus migratorio, nuestra preocupación es su seguridad. Nuestros oficiales no le preguntarán sobre su estatus migratorio. Por favor llame al 911 si nos necesita”.

En la ciudad de Yakima, funcionarios públicos, como el administrador de la ciudad, Cliff Moore, y el jefe del Departamento de Policía de Yakima, Matt Murray, han reiterado en varios eventos públicos que en esa localidad las fuerzas de la ley no cuestionan el estatus migratorio de los residentes a la hora de detenerlos.

Y aunque las fuerzas policiales locales se mantienen al margen de los agentes federales de ICE, López pide a los inmigrantes que respeten las leyes para evitar problemas con la ley porque infringirla podría, en algunos casos, costarles la pérdida de su estatus legal temporal o la deportación.

Load comments