AMLO tiene COVID-19

El contagio del presidente mexicano, Andrés López Obrador, centro, ocurre casi a 11 meses después de que se confirmó el primer caso de COVID-19 en México y en el peor momento de la pandemia en el país.

Después de anunciar que dio positivo a COVID-19, el presidente Andrés Manuel López Obrador se encuentra en tratamiento.

El director de Epidemiología, José Luis Alomía, aseguró que el mandatario se encontraba estable y con síntomas leves de la enfermedad.

"Se encuentra resguardado en su domicilio, y en este momento — y desde que inició con los síntomas — el equipo de médicos que se predestinó y se conformó para una situación como esta se encuentra ya bajo su atención.

"Todos son especialistas en la materia y están siendo coordinados por nuestro secretario de Salud, el doctor Jorge Alcocer Varela. Como ustedes saben, él es también un reconocido inmunólogo y, por lo tanto, pues bueno, este es un equipo multidisciplinario de especialistas que estarán al pendiente de la salud de nuestro Presidente", dijo Alomía.

Sostuvo que, mientras las riendas del gobierno las toma la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el mandatario mantendrá sus actividades de manera virtual, con llamadas telefónicas y enlaces no presenciales.

Recomendó a las personas que hayan mantenido un contacto directo con el mandatario resguardarse en sus domicilios.

Entre los posibles días del contagio, miércoles o jueves de la semana pasada, y la confirmación del diagnóstico, el presidente encabezó tres conferencias de prensa y una gira de trabajo por el estado de Nuevo León, donde tuvo una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Joe Biden; y un desayuno presencial con Clara Luz Flores, aspirante de Morena a la gubernatura de la entidad, quien ya estuvo contagiada de COVID-19 en junio de 2020.

Ayer, estuvo de gira en San Luis Potosí y regresó a la Ciudad de México en el vuelo comercial 2535 de Aeroméxico, en el que sí portó cubrebocas.

El político tabasqueño, de 67 años de edad, sufrió un infarto al miocardio en diciembre de 2013. Él mismo ha informado que es hipertenso, por lo que se mantiene medicado y bajo supervisión médica constante.

El 12 de enero informó que se aplicaría la vacuna contra COVID-19 hasta que le correspondiera, de acuerdo con el calendario establecido en el Plan nacional de vacunación.

El 10 de enero, el vocero de Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, informó que dio positivo a COVID-19. Se trata de uno de los funcionarios más cercanos a López Obrador.

Fuentes del gobierno federal informaron que, hace aproximadamente un mes, Laura González Nieto, Jefa de Unidad en Presidencia y su secretaria privada, también enfrentó el contagio. Lo mismo ocurrió con Guillermo Conde, subdirector de área de la Ayudantía Presidencial, donde se registraron unos cuatro contagios en lo que va de la pandemia.

Tras el anuncio, el presidente recibió mensajes de solidaridad de algunos de su antecesores como Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto; también de algunos personajes con los que mantiene diferencias políticas, como el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, y el excandidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya; e incluso del mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Load comments