Pruebas COVID-19, SunDome (foto)

Un trabajador de salud se pone nuevo equipo de protección luego de aplicar una prueba de COVID-19 en el módulo de pruebas en el estacionamiento del Yakima Valley SunDome, el 8 de abril de 2020.

El condado de Yakima tiene 2 mil 517 casos de COVID-19, 32 personas hospitalizadas con el virus y 77 muertes por complicaciones de la enfermedad, según el más reciente reporte del Distrito de Salud de Yakima.

La enfermedad causada por el coronavirus, COVID-19, afecta a todos los grupos de edad en el Valle de Yakima, aunque las personas entre 20 y 29 años tienen mayor número de casos, con 477, según el reporte del lunes.

El segundo grupo de edad con más casos de COVID-19 es el de 40 a 49 años, con 432 casos, le sigue el grupo de 30 a 39 años, con 412 casos, y luego el de 50 a 59 años, con 406 casos.

Las personas entre 60 y 69 años tienen 257 casos, y los mayores de 80 años tienen 170 casos. En el rango de edad de 70 a 79 años, se reportan 149 casos.

Y pese a que muchas personas dudan que la enfermedad se contagia a personas muy jóvenes, el condado de Yakima tiene 214 casos de COVID-19 en residentes menores de 19 años, según el informe.

Entre las razas y grupos étnicos, la población latina es la más afectada por casos de COVID-19 en el condado de Yakima. 671, de las mil 88 personas que accedieron a compartir su origen racial, son latinas.

Las personas de origen blanco son los segundos en la lista con 344.

¿Medidas más fuertes?

Las estadísticas muestran que los casos de COVID-19 seguirán subiendo y lo que puede hacer la población para reducir el contagio es, aunque parezca simple, seguir las recomendaciones de las autoridades de salud: lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente; mantener la distancia social al entrar en contacto con personas fuera de su hogar; usar una mascarilla al salir a sitios públicos, dijo Lilián Bravo, directora de asociaciones del Distrito de Salud de Yakima en un informe en video el viernes.

Aunque aclaró que "en este momento no es obligatorio usar mascarilla. Se recomienda que se use en público, que cubra la boca y la nariz", explicó Bravo al responder la pregunta de si el cubrebocas sería obligatorio en este condado, como en el condado de King.

Otra de las cuestiones que abordó la funcionaria es si las autoridades de salud consideran aplicar formas más estrictas para hacer cumplir la orden estatal "Quédese en casa, mántengase sano", a lo que Bravo respondió "no tenemos planes de hacer citaciones...necesitamos hacer nuestra parte como miembros de la comunidad, en nuestra familia", comentó.

El plan del gobernador para reabrir la economía del estado de Washington comenzó hace dos semanas, y será en 4 fases. El lunes justamente anunció las pautas que deben seguir consultorios dentales para reabrir sus puertas.

Pese a los avances que podrían tener otros condados en el estado, las autoridades de salud locales se basarán en la disminución de casos de COVID-19 antes de abrir de nuevo la economía del condado, "depende de la comunidad salir de esto", comentó Bravo.

Más pruebas

Hasta el momento en el condado de Yakima se han aplicado 9 mil 441 pruebas de COVDI-19 a personas con síntomas de la enfermedad, informó Bravo. En promedio se realizan 300 pruebas a la semana, agregó Bravo.

Como en todos lados el suministro de pruebas aún es escaso, las pruebas se destinan a personas que se consideren en riesgo de contagio o que muestren síntomas. Para hacerse una prueba, se requiere tener la autorización de un proveedor médico.

Bravo dijo que pronto el Distrito de Salud de Yakima anunciará varios lugares en donde se llevarán a cabo pruebas de COVID-19, similar a las que se hicieron a principios de abril en el SunDome de Yakima.

"Los lugares  donde iremos es en donde se necesitan", dijo Bravo al responder si estos módulos de pruebas dentro del vehículo se harían en el Valle Bajo, donde el coronavirus azota la ciudad de Sunnyside.

El anuncio podría hacerse esta semana.

Nota del editor: Esta noticia fue actualizada con el reporte del lunes en la tarde.

Load comments