210415-es-news-roadsyak

En esta fotografía de archivo se ve un sumidero bajo la acrretera interestatal 82, el16 de junio de 2020, cerca de Zillah.

Los residentes del área de Yakima podrían recordar que en junio pasado un tramo en la autopista 82, cerca de Zillah, cerró por una semana mientras las cuadrillas de transporte estatal trabajaban para reparar un hoyo de 15 pies de profundidad y 30 pies de ancho en la carretera.

La alcantarilla que forma parte del sistema de drenaje de la carretera se derrumbó. Esta es sólo un ejemplo del 45% de las carreteras de Yakima que deben ser restauradas, dijo Troy Suing, administrador regional asistente de planificación, programación y comunicaciones del Departamento de Transporte del estado de Washington (WSDOT).

Washington está fallando en poner fondos suficientes para mantener sus 7 mil millas de carreteras y puentes, un problema que se ve en el condado de Yakima, según un nuevo informe estatal.

La ruta estatal 410, la ruta estatal 823 y la autopista 82 fueron citadas como parte de la infraestructura en ruinas en Washington, donde el estado tendrá que gastar aproximadamente 14.8 mil millones de dólares en la próxima década, o casi 2 mil dólares por residente, para lograr una “condición mínimamente aceptable”.

“Nuestra infraestructura es escasamente financiada”, mencionó Suing.

Cerca del 72% de carreteras en Washington están clasificadas en condiciones aceptables. Esta cifra es menor que el promedio nacional de pavimento liso del 80%. El informe anual de WSDOT, usando criterios menos estrictos, muestra una clasificación del 93% como “bueno” o mejor.

En el condado de Yakima, la falla del sistema de drenaje en la ruta estatal 410 en Chinook Pass ha socavado los muros de contención de la carretera, poniendo a los conductores en riesgo en el camino hacia el Parque Nacional Mount Rainier, el Bosque Nacional Okanogan-Wenatchee, el Desierto Norse Peak y el Desierto William O. Douglas.

La severa corrosión en la ruta estatal 823 cerca de Selah podría bloquear el acceso local a través de los ríos Yakima y Naches entre Selah, Yakima, y la autopista 82, una importante ruta de tráfico vehicular e industrial.

El deterioro del asfalto en la autopista 82 y Donald Road cerca de Wapato puede dificultar la entrada y salida de las rampas ya que están en malas condiciones.

Por ahora, los legisladores han propuesto en esta sesión legislativa un incremento al presupuesto para mantenimiento de carreteras que va desde 10 mil millones de dólares hasta 22 mil millones de dólares, basado en más impuestos a los combustibles o tarifas de carbono.

El WSDOT también podría recibir más dinero federal si el Congreso aprueba el Plan de Empleos Estadounidenses del presidente Joe Biden, de 2,3 billones de dólares, que incluye la promesa de modernizar 10 mil puentes y 20 mil millas de carreteras.

Independientemente de si esos planes se llevan a cabo, el gobernador Jay Inslee recomendó un aumento del gasto de 429 millones de dólares para el presupuesto regular de transporte estatal 2021-23.

Mike Lindblom de The Seattle Times contribuyó con este reportaje.

Load comments