190613-es-news-destacandonegociosphoto

María Meza, de 28 años, prepara un vaso de fruta en su local en Yakima, el 9 de junio.

Llegaron los días calurosos en los que se antoja una bebida fresca o un antojito, como un cóctel de camarones, una mangonada o una michelada, estos los puede encontrar en Sabrosito, un nuevo negocio en Yakima atendido por su propietaria María Meza.

¿Hace cuánto tiempo reside en el valle?

Vivo aquí desde hace 5 años.

¿Por qué decidió empezar su propia empresa?

Desde pequeña he sido comerciante, siempre me han gustado los negocios.

¿Qué características hacen único su negocio?

Preparo las ordenes al instante, trato de usar frutas frescas todos los días, eso me distingue de otros.

¿De dónde surgió el nombre de su negocio?

Simplemente me gustó ese nombre para mi negocio.

¿Cuáles fueron los desafíos más grandes que tuvo al establecer su empresa?

Ninguno, todo negocio lleva un proceso para obtener los permisos, pero eso no es un obstáculo.

¿Cuál será su estrategia para mantenerse en el mercado?

Proveer el mejor servicio posible.

¿Cuáles son sus metas a corto plazo?

Una de ellas es aprender más el idioma inglés.

¿Cómo aprendió su oficio?

Trabajé haciendo este tipo de trabajo en otro lugar, allí fue donde aprendí este oficio.

¿Qué otro tipo de trabajo o experiencia empresarial ha tenido?

Fui mesera por varios años antes de emprender este negocio.

¿Qué le gusta hacer cuando no está trabajando?

Mi tiempo libre lo utilizo para cuidar a mis hijos.

¿Qué consejo o recomendación daría a quienes desean incursionar en el mundo empresarial?

No hay nada mejor que la fe para emprender algo. Todo se puede cuando creemos.

Load comments