210429-es-news-olympics-2

En esta foto de archivo, un individo camina frente a un despliegue de la cuenta regresiva de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el 24 de marzo de 2020. El COI anunció el aplazamiento de los Juegos a 2021 debido a la pandemia del coronavirus.

El aplazamiento por un año de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 representará un costo adicional de unos 3 mil millones de dólares.

Los costos incluyen el gasto que implicará extender por un año la utilización de las sedes olímpicas, el alquiler de equipos, los pagos por almacenaje y los gastos laborales extraordinarios. Los gastos también provienen de la renegociación de contratos y medidas para combatir la pandemia de COVID-19.

El costo oficial de los Juegos Olímpicos de Tokio pospuestos para el 23 de julio ha aumentado 22 por ciento, dijo el comité organizador local en diciembre del año pasado. Los organizadores dijeron que los Juegos costarán 15 mil 400 millones de dólares respecto a los 12 mil 600 millones en el presupuesto del año 2019.

Un estudio de la Universidad de Oxford publicado en septiembre del año pasado señaló que Tokio representará los Juegos Olímpicos de verano más caros por delante de Londres 2012, que costaron arriba de 14 mil millones de dólares, según el estudio comparativo.

“Los Juegos Olímpicos de Tokio están operando en un entorno muy difícil”, dijo Toshiro Muto, director ejecutivo del comité organizador, cuando se le preguntó sobre los costos récord.

Las entidades gubernamentales japonesas son responsables de todos los pagos, excepto de 6.7 mil millones de dólares en un presupuesto operativo financiado con fondos privados.

Japón recibirá menos dinero en el rubro de turismo luego de la prohibición de extranjeros para presenciar la justa olímpica.

Un año antes de la pandemia recibió a 18 millones de visitantes y tenía como expectativa multiplicar esa cifra 10 veces más, lo cual no será posible ante la nueva restricción de turistas que se anunció el 20 de marzo en conjunto con el gobierno japonés y el Comité Olímpico Internacional.

Por lo pronto, los organizadores perdieron las entradas económicas de la venta de boletos de turistas y la derrama económica que generan, y han tratado de recuperar algunos de los costos crecientes obteniendo más ingresos de los patrocinadores nacionales con quienes recientemente negoció con 68 patrocinadores locales para extender la vigencia.

El 91 por ciento de las ganancias del Comité Olímpico Internacional (COI) lo generan ingresos de los derechos de transmisión y los patrocinios.

Ante el estrés de las finanzas el COI está bajo presión para apoyar a los comités olímpicos nacionales y las federaciones deportivas internacionales, que dependen en gran medida de las contribuciones del COI.

Load comments