Club América

América se alzó como el Campeón de Campeones.

Esta vez a los Tigres no les alcanzó una actuación prodigiosa de Nahuel Guzmán para alzar un título y el Campeón de Campeones fue para el América.

Como en la Final del Clausura 2019, "El Patón" se agigantó con seis atajadas en tiempo regular para mantener el 0-0 y ya en la tanda de los penales detuvo dos, pero sus compañeros fallaron cuatro.

Rafael Carioca, Hugo Ayala, Guido Pizarro y Javier Aquino no respaldaron la soberbia actuación del "Patón" al fallar desde los once pasos.

Tampoco lo hicieron en los 90 minutos sus compañeros en defensa, que permitieron que el América le bombardeara el arco, teniendo Nahuel que emplearse a fondo, sobre todo al volar para sacar un cabezazo de Henry Martín.

En esa jugada, el delantero americanista cabeceó ante la débil marca de Jorge Torres Nilo, habilitado como defensa central, haciendo dupla con Hugo Ayala. Como laterales estuvieron Luis Rodríguez y Jesús Dueñas.

Así cubrió el técnico Ricardo Ferretti las ausencias del lesionado Francisco Meza y Carlos Salcedo, quien recibió permiso especial para reportar más tarde tras la Copa Oro.

Eso en defensa y en ofensiva también el accionar de Tigres fue pobre, porque mientras Guzmán se batía en su arco, en el de enfrente Agustín Marchesín no tuvo que emplearse a fondo.

Su gran apuro fue cuando Bruno Valdez estuvo cerca de hacer autogol cuando su rechace a un córner de Luis Quiñones pegó en el poste.

André-Pierre Gignac tuvo sólo un balón a modo con un centro de Quiñones que remató desviado y el resto fue ver su desesperación al encararse con rivales y hasta con Pizarro. La única sonrisa se la sacó la aficionada felina que invadió el campo para abrazarlo.

Así la única forma de ganar el tetra de Campeón de Campeones era llegar a los penales y lo consiguieron gracias a tres atajadas de Nahuel en los minutos finales.

En la tanda "El Patón" hizo su juego psicológico, primero al retardar el cobro de Bruno Valdez, quien terminó volando su disparo y luego para detenerle los penales a Paul Aguilar y Francisco Córdova.

Pero del otro lado estaba Marchesín ahora sí ensuciándose el suéter para detener los penales de Carioca, Ayala y Pizarro, mientras que Aquino lo voló.

Y en medio de la polémica sobre quién debió ganar el Balón de Oro como Mejor Portero, colocó a los dos porteros argentinos frente a frente en el penal definitivo que Marchesín anotó para darle el título al América.

Así fue como marchó el tetra para los Tigres.

Load comments