Andre Fresco del YHD (foto)

Andre Fresco, director ejecutivo del Distrito de Salud de Yakima, recomienda el distanciamineto social durante una conferencia de prensa, el 13 de marzo de 2020.

Funcionarios de salud piden a la población que haga lo necesario para frenar la transmisión de COVID-19 luego que un brote de coronavirus fue reportado en un centro de cuidado a largo plazo en Yakima.

El Centro de cuidado de salud Summitview (Summitview Health Care Center) reportó 50 casos de COVID-19, 27 en el personal y 23 en los residentes, de acuerdo con un comunicado de prensa del Distrito de Salud de Yakima. Cuatro muertes están relacionadas al brote.

El equipo de investigación de enfermedades del distrito de salud visitó el centro el martes. Los casos fueron reportados a los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades, pero no han sido incluidos en el reporte total de casos del Distrito de Salud de Yakima.

El distrito de salud reportó 71 casos nuevos el jueves sin incluir los casos en el centro.

La funcionaria de salud, Dra. Teresa Everson, dijo que la mayoría de los casos de COVID-19 en instalaciones de cuidado a largo plazo, sino es que todos, son resultado de transmisión en la comunidad. Todavía hay tiempo para detener el incremento de casos en el área de Yakima para que no lleguen a los miembros de la comunidad más vulnerable, agregó.

"Sabemos por nuestro éxito anterior que, si seguimos las recomendaciones, veremos una dismunución en la actividad de COVID-19", comentó en una declaración.

El condado ha tenido un promedio de 75 casos por día en los últimos siete días. El doble del promedio en octubre.

El jueves, 23 personas estaban hospitalizadas, y de entre estas, dos intubadas. El distrito de salud espera que las hospitalizaciones continúen aumentando en las siguientes semanas a medida que sube el números de casos.

El director ejecutivo del distrito de salud, Andre Fresco, dijo que la población debe eliminar el contacto innecesario con personas fuera de su hogar, usar mascarillas, lavar sus manos con frecuencia y desinfectar superficies. Las personas deben hacerse una prueba tan pronto como tengan síntomas de COVID-19 o si piensan que han estado expuestos al virus, mencionó.

“No es una intervención única la que garantizará que Yakima pueda superar este aumento en los casos de COVID-19 de nuevo. Cada miembro de la comunidad lo logrará haciendo su parte para proteger nuestro condado, todos los días”, dijo.

El condado de Yakima ha tenido 13 mil 988 casos de COVID-19 y 255 muertes desde marzo. Un total de 12 mil 424 se han recuperado.

El condado tuvo 162 casos por cada 100 mil habitantes del 26 de octubre al 8 de noviembre. La meta del estado es tener 25 casos por cada 100 mil habitantes en dos semanas.

A nivel estatal, el miércoles se reportaron mil 987 casos nuevos y 11 muertes, de acuerdo al Departmento de Salud estatal.

El domingo, el goberndor anunció nuevas restricciones para frenar la transmisión de COVID-19 en Washington. Los gimnasios y el interior de restaurantes y bares cerraron esta semana. La reuniones con personas fuera del hogar no se permiten, a menos que los participantes hayan estado en cuarentena.

La Nación Yakama emitió una orden de seguridad pública el miércoles que sigue la orden estatal de la oficina del gobernador Jay Inslee y que endurece las restricciones de COVID-19. La Nación Yakama puede tomar decisiones soberanas en tierras tribales.

La orden del comité ejecutivo del concejo tribal permanece en vigor durante cuatro semanas. Las reuniones sociales en interiores y al aire libre están prohibidas con personas que no sean miembros del hogar, al igual que las reuniones culturales y religiosas.

La orden limita los funerales y cierra los gimnasios. No cierra el interior de restaurantes. Los requisitos de la mascarilla siguen vigentes.

Load comments