Tacos El rey en West Valley

Inés García López, de 38 años, prepara una orden en su restaurante Tacos El Rey en West Valley, el 16 de septiembre.

Inés García López, propietaria de Tacos El Rey en West Valley, ofrece en su restaurante “el mismo sabor, la misma comida (que el de Yakima) en un ambiente ameno y agradable”.

¿Hace cuánto tiempo reside en el valle?

Mis padres me trajeron al valle en 1990, cuando aún era muy pequeña.

¿Por qué decidió empezar su propia empresa?

Primeramente, porque me gusta la cocina; y segundo, porque quiero continuar con el legado que mi familia inició a principios de los 90s.

¿Qué características hacen único su negocio?

Me gusta desempeñar mi trabajo con amor, además somos un negocio 100 por ciento familiar y somos el único restaurante de comida auténtica mexicana en West Valley.

¿De dónde surgió el nombre de su negocio?

Hay una canción de Vicente Fernández que se titula el Rey, y una de sus frases dice “pero sigo siendo el rey”, mis tíos se identificaron con esa frase y de allí les surgió la idea para dicho nombre.

¿Cuáles fueron los desafíos más grandes que tuvo al establecer su empresa?

Tuvimos que esperar un año antes de poder abrir debido a contratiempos con el local, ese fue nuestro mayor desafío.

¿Cuál será su estrategia para mantenerse en el mercado?

Seguir con la receta que hasta hoy hemos utilizado, algo netamente casero.

¿Cuáles son sus metas a corto plazo?

Quiero que la gente sepa de nosotros, por eso mi mayor objetivo es acreditar este local, así como el de la calle Seis.

¿Cómo aprendió su oficio?

Con mi familia.

¿Qué otro tipo de trabajo o experiencia empresarial ha tenido?

Siempre tuve trabajos relacionados a la cocina, hasta que inicié este negocio gracias al apoyo de mi familia.

¿Qué le gusta hacer cuando no está trabajando?

La familia es muy importante para mí.

¿Qué consejo o recomendación daría a quienes desean incursionar en el mundo empresarial?

Aún no me considero arriba, cada día subo un escalón. Como emprendedores lo más importante es nunca perder la humildad, nunca olvidarnos de donde venimos, y si quieres lograr algo, tienes que trabajar más que los demás.

Load comments