200730-es-news-destacandonegocios-1

Blue Hills Taquería en Yakima se ha mantenido abierta durante la pandemia con su servicio de órdenes para llevar.

Rafael Castro, propietario de Blue Hills Taquería en Yakima, habla sobre algunos de los cambios que realizó en su negocio para poder seguir operando en medio de la pandemia.

¿Esperaba el cierre de los negocios de la manera en qué se ha hecho?

Cuando iniciamos este año nadie imaginaba esto, no pensamos que esto pudiera suceder, pero pasó y aquí estamos, algunos más afectados que otros.

¿Qué cambios tuvo que hacer en su negocio para seguir funcionando?

Primero, fue informar a los clientes de los nuevos cambios, redujimos nuestros horarios, ahora estamos abiertos de lunes a sábado de 11 a.m. a 7 p.m. Segundo, fue restringir el uso de nuestras mesas para comer, ahora solo aceptamos órdenes para llevar, y para aquellos que vienen a ordenar en persona, se les pide que esperen su orden afuera.

Durante este tiempo de pandemia, ¿tuvo su negocio algún tipo de ayuda financiera?

Hasta ahora no hemos obtenido ni solicitado ayuda de ninguna parte porque, aunque hemos reducido nuestros horarios, nos hemos mantenido abiertos. Aunque no descartamos la posibilidad de solicitar ayuda si en algún punto la necesitamos.

¿Tiene un plan en caso de que los negocios no esenciales vuelvan a cerrar?

Honestamente no, demasiado hemos sufrido ya con este cierre parcial. Afortunadamente, nuestro negocio sirve comida, por eso estamos en la categoría de esenciales, aunque no podemos estar seguros de nada en estos días.

¿Qué medidas ha tomado para protegerse usted y a sus clientes?

Una de las medidas más drásticas que hemos tomado para protegernos es no permitir aglomeraciones dentro del negocio, las órdenes solo se preparan para llevar. Con mucha frecuencia desinfectamos todas las áreas por dentro y también practicamos la distancia física.

¿Cree que el condado de Yakima está preparado para iniciar esta nueva fase de reapertura?

Creo que sí. Todo depende de nosotros ahora, ya estamos lo suficientemente informados para hacer lo que es correcto, tanto para nosotros como para los demás. En mi opinión, el condado ha hecho un buen trabajo hasta ahora. Mientras que en otras ciudades están aumentando los casos, aquí en Yakima están disminuyendo.

¿Qué enseñanza le ha dejado esta crisis y qué recomienda a la gente?

La enseñanza más importante que me ha dejado es el siempre tener un plan B, en caso que algo inesperado suceda, después de esto creo que todos debemos estar alertas y preparados para futuros contratiempos como este. Mi recomendación para las personas es que se cuiden, ya en este punto creo que todos sabemos lo que debemos de hacer para estar a salvo.

Load comments